ATLETISMO | COPA DE EUROPA

Carrerón con mínima olímpica de Mayo en Birmingham

El español consiguió la marca para los Juegos de Tokio con un 27:25 en la Copa de Europa de 10.000 disputada en la ciudad inglesa. "Es el día más feliz de mi vida".

Carrerón con mínima olímpica de Mayo en Birmingham
RFEA

Último disparo, última bala. Así había bautizado Carlos Mayo a la Copa de Europa de 10.000m de Birmingham. El último intento, la última oportunidad para conseguir el billete para Tokyo 2020. El objetivo estaba claro: correr por debajo de 27:28.00. Lograrlo sería cerrar la mínima olímpica. Correr más lento sería despedirse de la opción de correr los 10.000m en el estadio olímpico de la capital nipona. Pero el plan no falló.

Carlos Mayo salió en el grupo de cabeza. Las liebres corrían por encima de la mínima olímpica, pero el aragonés y Juan Antonio Pérez se mantenían al ritmo marcado por la luces. Chiki aguantó 3.000m, para después descolgarse, pero Carlos seguía en cabeza. Con paso firme, Mayo llegó incluso a liderar la prueba a falta de 800m. El podio estaba en su mano, pero el color del metal era secundario porque llevaba la dirección de Tokyo impresa en él.

Apretando, con sprint final incluido, Carlos Mayo cruzó tercero la línea de meta. "Es probablemente el día más feliz de mi vida". Esas fueron sus primeras palabras tras conseguir que la última bala diera en el centro de la diana. 27:25.00, tres segundos por debajo de la mínima olímpica. Marca personal y tercera mejor marca española de la historia, por detrás de Fabián Roncero (27:14.44 en 1998) y José Ríos (27.22.20 en el 2000). Estratosférica marca y carrera para un Carlos Mayo que ya tiene la mínima olímpica en 10.000.

Pero la de Carlos Mayo no fue la única marca personal de la noche. Jesús Ramos, que iba en el grupo perseguidor, también logró correr la mejor carrera de su vida y terminar por debajo de los 28 minutos. 27:49.73, en una extraordinaria sexta posición y dentro del top20 español de todos los tiempos. Pero faltaba otro objetivo por cumplir: no faltar a la cita con el podio de la Copa de Europa de 10.000m. Un idilio que ha continuado en Birmingham gracias al trabajo coral completado con la decimoctava posición de Juan Antonio Pérez. Chiki salió muy fuerte, se llegó incluso a plantear la retirada, pero realizó un esfuerzo extra por sus compañeros y concluyó en 28:27.91. Medalla de bronce por equipos, décimo podio masculino en la Copa de Europa de 10.000 y ya son 22 de 24 ediciones de la competición en las que #EspañaAtletismo ha concluido en el podio. Para más inri, en Birmingham 2021 se ha logrado el segundo mejor tiempo por equipos de la historia de nuestro atletismo, solo por detrás de Barakaldo 1999.

La actuación española la completaron Yago Rojo, vigésimo segundo con 28:43.70, Raúl Celada, vigésimo sexto con 28:56.48 y Jorge Blanco, trigésimo quinto con 30:33.28. La noche en Inglaterra había comenzado con la disputa de la prueba de 10.000 femenina. #EspañaAtletismo acudía con Maitane Melero y Marta Galimany, campeona y subcampeona de España de 10.000m de 2021, tras la baja de última hora de Nuria Lugueros, por lo que no podrían luchar por el podio por equipos para el que se necesitaban tres atletas.

La carrera salió rápida y tanto Maitane como Marta reconocieron al acabar que les había pasado factura. Sin embargo, Maitane logró mantenerse y concluir en décima posición, con 32:41.18, marca de la temporada: "He salido más rápido de lo que me hubiese gustado, pero lo he dado todo y estoy satisfecha". Por su parte, Marta Galimany, en plena preparación para la maratón de los Juegos Olímpicos, terminó vigésimo cuarta, en 34:05.69. Al acabar reconoció que la salida fuerte le pasó factura y "lo hemos pagado al final".