JUEGOS DE TOKIO | TENIS DE MESA

Galia Dvorak logra el billete a sus cuartos Juegos Olímpicos

La jugadora española ha certificado este martes su presencia en los Juegos de Tokio gracias a su clasificación por el ranking. Serán sus cuartos Juegos tras Pekín, Londres y Río.

La jugadora española de Tenis de Mesa Galia Dvorak posa en una entrevista para AS.
CHEMA DÍAZ DIARIO AS

Clasificarse para unos Juegos Olímpicos es el sueño de todo deportista. Hacerlo dos veces es un privilegio que pocos pueden saborear. Tres veces es fruto del trabajo, esfuerzo y constancia diaria. Conseguirlo en cuatro ocasiones es algo simplemente extraordinario.

Pekín 2008. Londres 2012. Río 2016. Y Tokyo 2020. Cuatro ciudades, cuatro fechas. En definitiva, cuatro historias llenas de trabajo, de entrenamientos, de viajes y de partidos para alcanzar una nueva clasificación.

La de este año es, quizás, la más angosta, por las circunstancias que la rodean. Galia Dvorak se ha clasificado para los Juegos Olímpicos de Tokio por ranking, es decir, fruto de ese constante trabajo y de una buena planificación durante los cuatro años previos.

“Ha sido un camino super largo. Esta vez especialmente, porque me he acabado clasificando por ranking, y con el tema de la pandemia nos han alargado el ciclo olímpico por un año”, explica la palista española.

Esa pandemia mundial paró en seco su preparación. Galia debía de clasificarse en los diferentes PreOlímpicos. En enero del 2020, se escapó la primera oportunidad en Portugal. En marzo, el mundo se paró. Y los Juegos Olímpicos se aplazaron.

“Han sido muchos meses de tensión. Muchos partidos muy importantes. Muchos momentos de vida o muerte”, relata esos momentos de incertidumbre la protagonista. Nadie sabía que iba a pasar con el ranking. Ni con los torneos de clasificación. Todos los deportistas comenzaron a buscarse la vida para entrenar en casa, como se pudiese, para no perder la forma.

Finalmente, la Federación Internacional de Tenis de Mesa encontró la solución en Doha. Una burbuja extrema, dos torneos previos y el PreOlímpico Mundial. Galia Dvorak rozó la clasificación. Jugó la final. Pero se escapó. Aunque las cuentas iban saliendo. Obtuvieron la clasificación directa jugadoras por delante de ella en el ranking. Lo que la acercaba a su objetivo.

En Portugal, de nuevo, Galia tenía su penúltima bala. Pero las cuentas ya estaban hechas y la presión se diluyó con las primeras clasificadas. Además, el billete de su compañera María Xiao la confirmó sus propias cuentas. Galia Dvorak estaba dentro del corte en el ranking olímpico antes de concluir el torneo.

"Ha sido un camino super largo. Pero al final ha salido todo bien, y con muchas ganas de dar lo mejor de mi misma este verano en Tokio”, finaliza la propia palista española.