DIVISIÓN DE HONOR | FINALES

Barceloneta y Mataró ganan el primer asalto

Ganaron a CN Barcelona y CN Sabadell respectivamente en dos encuentros desgiuales: los marineros ganaron con suficiencia, las del Maresme sufrieron.

Alejandra Aznar.
RFEN

La División de Honor masculina y femenina de waterpolo alcanzan este fin de semana sus finales. Atlètic-Barceloneta y CN Mataró golpearon primero en dos encuentros desiguales, y este domingo podría proclamarse campeones de liga si ganan sus partidos. CN Barcelona y CN Sabadell querrán aplazar ese alirón y aplazar al lunes un desenlace marcado por el COVID-19, aunque las ligas, finalmente, se han podido celebrar con relativa normalidad.

El partidazo se disputó por la mañana en Mataró entre los equipos más regulares del campeonato. El CN Sabadell, el gran dominador los últimos años, ante el conjunto entrenado por Dani Ballart y capitaneado con inteligencia en el agua por Anni Espar. Las vallesanas habían ganado la Copa del Rey, pero en la liga van por detrás después de un épico encuentro del Mataró, que fue siempre a remolque hasta que finalmente se impuso por 12-11.

El Sabadell empezó como un torpedo, con un 1-4 en el primer parcial. Cuando parecía que el partido caía del lado de las de David Palma, el Mataró empezó a carburar y a mejorar en defensa. El encuentro, en el segundo tiempo, se equilibró (5-6). Las holandesas Van der Slot y Keuning volvieron a colocar el 6-9 en el marcador con la colaboración de Irene González, la máxima goleadora en la liga del Sabadell, pero Anni Espar y el juego colectivo de las locales puso el 8-9 de nuevo a falta de un cuarto.

Un tanto en superioridad de Keuning devolvía los dos de renta para las de Palma, pero la respuesta local fue contundente por parte de Anna Gual (9-10). Tras marrar una jugada de uno de más Sabadell, las de Ballart empataron por primera vez el marcador. Cambray anotó su tercer tanto del partido. Se desató la euforia en la piscina Joan Serra con un trallazo sobre la bocina de posesión de Gual (11-10) a 3:20 para el final. Estuvieron desatadas las locales y de nuevo Cambray (partidazo) completaba un parcial de 3-0 y ponía dos arriba a las suyas. Al final, 12-11.

Más asequible fue el encuentro del Atlètic-Barceloneta, que solamente sufrió en el segundo parcial cuando vio que su ventaja de 3-0 se acortó a 3-2. A partir de ahí, un vendaval capitaneado por Álvaro Granados, autor de dos goles en ese parcial, y al que luego se sumó Larumbe, Perrone, Munarriz o Famera. A falta de tres minutos para el final, el 12-4 reflejaba la superioridad. Este domingo se verán las caras a las 18:00, antes, a las 10:45, el CN Sabadell se medirá al CN Mataró en la final femenina.