PÁDEL | WPT VIGO OPEN

Paquito Navarro gana el duelo de los números uno españoles

Exhibición del sevillano con el argentino Di Nenno de pareja, que dominó el choque ante los favoritos Juan Lebrón y Ale Galán.

Acción de Navarro con Di Nenno siguiendo la bola,

En la historia del WPT solo hay tres españoles que han ocupado en solitario el número uno del ránking mundial, y hoy se enfrentaban por primera vez en el Circuito tras haber conseguido los tes esa condición, en la primera semifinal masculina del Open de Vigo en As Travesas. Juan Lebrón y Ale Galán juntos y como la pareja a batir de la clasificación, y Paquito Navarro con el argentino Martín Di Nenno que hasta la fecha nunca ha estado en una final,

Los favoritos eran Galán y Lebrón, que el año pasado mostraron un dominio insultante, que en esta temporada ya habían ganado un torneo, y que son la pareja a batir para todos los rivales. No son imbatibles, pero se acercan a ello. Para derrotarles hay que jugar de matricula de honor, porque de otra manera es imposible, Pues bien, Paquito Navarro aceptó el reto: sujeto a la pareja cuando perdió el primer set 2-6, recuperó a Di Neno para el partido y disputó uno de los choques que le hacen grande: 6-3 y 6-4 dominando a Galán en la diagonal, marcando el ritmo, decidiendo el choque para meterse en la primera final con su nuevo compañero.

Posiblemente la historia del pádel le debía este triunfo al sevillano Navarro, que ha sido el primer español en plantarle cara a los argentinos, y por cosas de los números, con Juan Lebrón de compañero se convirtieron en los mejores, pero cronológicamente fue el gaditano el primero en subirse a la cima,

La final masculina la completan Sanyo Gutiérrez y Fernando Belasteguín que ganaron en tres sets otro partido con morbo (4-6, 6-4 y 6-2) frente a Lima y Tapia, que han sido los compañeros de Bela en los últimos años. Es decir, tres números uno en la pista, más Tapia, señalado para serlo en el futuro, La cuestión que Tapia estuvo controlado, como si jugar ante Belasteguín le menguase su autoestima. Bela acabó con problemas en el gemelo, pero no hubo manera que lo superasen, con un Sanyo increible como siempre: nunca da puntada sin hilo, y si se pincha de vez en cuando, en general son los rivales los que sufren.

En la otra semifinal de la mañana, la femenina, poco hay que contar. Fue un vendaval de la mejor pareja del ranking. que ganó 6-1 y 6-0 a Delfina Brea y a Tamara Icardo. Con un 12-1 en juegos poco hay que que contar: Alejandra Salazar dominó en la derecha y Gemma Triay en el revés. Insultante superioridad en este partido y a la final por la vía rápida, En la final del domingo la réplica se la darán Virginia Riera y Paty Llaguno, que ganaron 6-1 y 6-4 a Aránzazu Osoro y Victoria Iglesias, y que para Virginia es, a sus 32 años, su primera final en su carrera deportiva profesional (10:00, Gol tv),