EUROPEO DE BUDAPEST

Paula Ruiz roza el bronce en unos 10 kilómetros 'olímpicos'

La nadadora de Málaga, campeona del mundo júnior en 2018, quedó cuarta en la prueba olímpica a cuatro décimas del podio. En un mes peleará por una plaza en Tokio.

Aguas abiertas.
Tibor Illyes

Después de la plata del dúo mixto y el bronce del equipo técnico de natación sincronizada, la delegación española estuvo a una brazada (cuatro décimas) de conseguir su tercera medalla en los Europeos de Budapest que empezaron el lunes. Paula Ruiz completó una brillante carrera en los 10 kilómetros aguas abiertas, pero le falta una pizca para poder subirse al podio internacional después de ser campeona del mundo júnior en 2018. La malacitana demostró que aspira al billete olímpico en el Preolímpico que se disputará en Setúbal (Portugal), el 19 de junio, y que en los Juegos de Tokio puede dar mucha guerra pese a su juventud.

Fue una carrera cerrada con unas condiciones climatológicas similares a las que se encontrará la española en Setúbal. A diferencia de otras ediciones en las que estas pruebas se disputaban en el inmenso Lago Balaton, en esta edición, y debido a la burbuja, se disputó la prueba en Lupa, un lago a las afueras de la ciudad que en época veraniega sirve de playa y baño a los habitantes de la capital de Hungría. En ese contexto, sin público, las diez primeras apenas estuvieron separadas pod nueve segundos.

Paula Ruiz.

La ganadora fue la holandesa Sharon van Rouwendaal, que ya marcó autoridad en la primera jornada en los 5 kilómetros y aspira a ganarlo todo. Empleó un tiempo de 1:59:12, por lo que superó a húngara Anna Olasz (1:59:13) y a la italiana veterana Rachel Brunni (1:59.15). Paula Ruiz hizo el mismo tiempo pero con cuatro décimas más. "Estoy muy contenta, me vi muy fuerte. No lo preparé al cien por cien, forma parte de mi puesta punto. Me sentí fuerte, hice una de las mejores carreras de siempre. Esto me refurza para el Preolímpico y estoy motivada para la clasificación olímpica", aseguró Ruiz a la RFEN.

En la carrera masculina, Alberto Martínez, ya clasificado para Tokio al quedar octavo en el último Mundial de Gwangju en 2019, fue décimo con un tiempo de 1:51.56, más lejos dela cabeza. De nuevo, el italiano Gregorio Paltrinieri fue el más rápido, como en los 5 km (1:51.30). El podio lo completaron el francés Marc Antoine Olivier y el alemán Florian Wellbrock.

Antes de la celebración de esa prueba, el dúo técnico formado por Iris Tió y Alissa Ozhogina finalizó en sexta posición en la final en esta modalidad de natación sincronizada con una puntuación de 86.9546. Por delante de las jóvenes españolas quedaron Holanda, Bielorrusia, Austria, que fue bronce con 89.4592, y Ucrania (92.6892) y Rusia (96.2904) se repartieron la plata y el bronce como en todo el campeonato.