BOXEO

Gabriels: "Shields se arrepentirá de no haber peleado conmigo”

Hanna Gabriels se proclamó campeona mundial WBC del pesado y WBA del semipesado en abril. Sin revancha ante Claressa Shields decidió tomar un nuevo camino.

Entrevista a Hanna Gabriels.
AFP

El pasado marzo, Claressa Shields hacía historia al proclamarse campeona mundial unificada del peso superwelter. Era la primera en la historia en lograr reunir los cuatro cinturones de un mismo peso en dos divisores diferentes (lo había hecho en el medio). Ella tenía dos cinturones y se enfrentaba a la monarca IBF, pero quedaba la campeona WBA, Hanna Gabriels, a quien rebajaron a campeona 'Regular'. "Casi logran invisibilizarme, pero el día antes de su pelea saqué un comunicado en el que expliqué todo y reflejé que no estaba molesta ni con el organismo ni con su equipo. Iba a buscar mis propias metas y sabía que me iban a sentir en su nuca respirando. Se van a arrepentir de no pelear conmigo cuando pudieron. Venía de una lesión y de no pelear en dos años. Con lo que vamos a hacer ahora y la experiencia que adquirió... el día que nos veamos será en condiciones de igualad (pelearon en 2018 en el peso medio)", reconoció la costarricense en el podcast 'Boxeo a la Carrera'.

Ese nuevo camino del que habla fue el mas difícil todavía: subir a la máxima categoría. El pasado 17 de abril, Gabriels se proclamó campeona mundial WBC del peso pesado y WBA semipesado (no hay pesado femenino en este organismo). El objetivo es claro: "Queremos dominar todas las categorías desde las 175 libras hacia abajo y en algún momento realizar una de esas peleas históricas que todo el mundo quiere. Y cuando la hagamos, será en las mismas condiciones. Me quedan tres años de boxeo (tiene 38) y les voy a sacar provecho", afirma.

En su nueva categoría, Hanna Gabriels se encuentra muy cómoda: "No me esperaba llegar tan bien a las 175 libras. En estos dos años parados hemos trabajado muchos aspectos con mi entrenador Bryan Vasquez. Él lleva cuatro años trabajando conmigo y la mejora ha sido grande, pero hace tres años ante Shields no pude mostrar todo lo que tengo ahora. Ante Gaytan teníamos varios objetivos y los cumplimos. Han sonado varios nombres, necesito saber quién peleará conmigo. No quiero dejar que las cosas se enfríen. Seguro que muchas quieren pelear conmigo porque como vengo de divisiones menores piensan que no tengo tolerancia a los golpes. Se equivocan", concluyó la campeona mundial.