MONTAÑISMO

Los alpinistas españoles, bloqueados en Kathmandú

El COVID-19 golpea fuerte en Nepal y el gobierno ha cerrado esta mañana el país hasta el día 31. Hasta hoy se dejaba entrar y salir vuelos internacionales. Oiarzabal: "Esto es un caos y la culpa es de los gobernantes"

Los alpinistas españoles, bloqueados en Kathmandú

El COVID-19 golpea fuerte en Nepal y el gobierno ha cerrado esta mañana el país hasta el día 31. Hasta el día 15 era el momento indicado para dejar entrar y salir vuelos internacionales en su aeropuerto. Pero la incidencia de la pandemia en un lugar con recursos tan primarios ha levantado el estado de alarma. El país del Himalaya está cerrado y no se puede ni entrar ni salir.

Juanito Oiarzabal ha hablado desde su capital con el Diario AS y ha comentado que "esto es un caos y la culpa es de los gobernantes. No se puede batir el récord de permisos en el Everest en toda la historia en un momento tan delicado como este. Luego pasa lo que pasa, que estamos apelotonados, con un montón de positivos, esperando que bajen un puñado de expediciones de los ochomiles y que seamos muchos más. Y no podemos salir", dijo.

La realidad es cruda. Salvo Carlos Soria, que no ha regresado del Dhaulagiri, gente como Álex Txikon o Jonathan García están varados en Kathmandú. No pueden salir del hotel y tienen que buscarse la vida. "Llevo varias décadas viniendo a esta ciudad y jamás la he visto así. Hay que trapichear con restaurantes de amigos para que te pasen comida occidental. Está todo cerrado y los controles son muy estrictos", aseguró Oiarzabal.

El deseo de los montañeros está muy claro: "El país estaba cerrado hasta mediados de mes, pero hoy se ha decidido mantener las restricciones de entradas y salidas de vuelos internacionales hasta el final del mes. Nosotros teníamos vuelo el día 17 y ahora estamos confinados y con problemas como el mío, el de la medicación. Yo tuve dos edemas pulmonares que me obligan a medicarme todos los días y me quedan pocas dosis. Ya he pasado el virus, de forma bastante dura, y lo que quiero es regresar a casa. Parece que el Ministerio de Exteriores español está estudiando fletar un chárter", señaló.

La medida incluso podría ser a nivel europeo y que la UE sacara, con permiso con el Gobierno de Nepal, a todos sus ciudadanos: españoles, italianos, alemanes, franceses o eslovenos por ejemplo. Habrá que ver si la medida incluye a los británicos o si empiezan a pagar un peaje por haber decidido tomar la vía del Brexit.

"Nosotros estábamos grabando un documental sobre mi adiós a los ochomiles y teníamos veinte trekkinistas en los Tres Collados, cerca del Everest y del Cho Oyu. Decidimos darnos la vuelta y evitar la ascensión al Island Peak, que estaba prevista. El tema está muy mal y, repito, gran parte de la culpa es del propio Gobierno de Nepal, que ahora nos mantiene retenidos en nuestros hoteles", concluyó.