VÓLEY PLAYA

Herrera y Javi Huerta se quedan con la plata en Madrid

La única pareja nacional que podía ganar el título en Madrid sucumbió en la final (2-0) ante los alemanes Ehlers y Flügger. Alejandro Huerta y Menéndez también perdieron.

Herrera y Javi Huerta se quedan con la plata en Madrid
Twitter: @Herrera_Gavira

La derrota de Pablo Herrera y Javi Huerta por (0-2) ante los alemanes Nils Ehlers y Lars Flüggen, en la final de la Copa CEV de vóley playa que concluyó en Madrid, dio al equipo español la medalla de plata y, sobre todo, el pasaporte para el preolímpico de La Haya. En Herrera y Huerta recayó la responsabilidad de intentar la remontada tras la derrota anterior de Curro Menéndez y Alejandro Huerta (1-2).

El primer set fue de absoluto dominio de los germanos, sextos del mundo, con cómodas ventajas (7-10, 12-19, 13-20 y 14-21). En el segundo parcial la mejoría en el juego de los españoles fue significativa. Herrera volvió a dejar constancia de su enorme experiencia y Javi Huerta no se amilanó en el ataque pese a los 210 centímetros de Ehlers. Los locales llevaron la iniciativa durante gran parte de la manga (10-9, 13-7), pero en la recta final llegaron los empates a 18, 19 y 20., hasta el definitivo 20-22.

El balance de ambos contendientes antes de la final había sido muy similar: España disputó 7 partidos. Ganó seis de ellos, con un balance de 13 sets a favor y 4 en contra. Los germanos jugaron seis, perdieron uno, con un registro de 11 sets a favor y 3 en contra.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, Sofía Miranda, concejala de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, que realizó el saque de honor, y Agustín Martín, máximo responsable de la Federación Española de Voleibol, asistieron al encuentro. Los cinco finalistas obtuvieron la clasificación para acudir al preolímpico de La Haya (23-26 junio) donde habrá una única plaza en juego para Tokio 2020.

Gavira: "Mentalmente estoy muy desgastado"

El gaditano Adrián Gavira (La Línea de La Concepción, 1987), que desde hace trece años conforma junto al castellonense Pablo Herrera una de las mejores parejas del vóley playa mundial, confesó a Efe que "mentalmente" está "muy desgastado". Gavira tenía previsto participar en la Copa CEV que este domingo concluye en el Parque Puerta de Hierro madrileño, pero una lesión se lo impidió.

"Noté un tirón en Lorca, donde entrenamos después de volver de México. Al principio no le dí mucha importancia porque fue al final del entreno. El miércoles, ya aquí en Madrid, empecé a notar un tirón más fuerte al bloquear y acabé el entreno con muchos dolores y por eso decidimos no arriesgar en esta competición", detalló.

"Para nosotros este torneo - continuó- era sobre todo para coger confianza y ritmo de juego. Pero era muy arriesgado ya que podía romperme. Al final ha salido bien porque han conseguido meterse en la final", dijo en una entrevista con Efe el linense, que reside en la vecina localidad de San Roque, antes de que España perdiera este domingo el oro frente a Alemania).

"Mañana (en los servicios médicos del CSD) me evaluarán para ver si hay o no rotura abdominal. De hecho en Cancún hizo muchísimo viento y se desgasta mucho esta zona. Yo confío en que no haya rotura para poder empezar el martes los entrenamientos en Lorca. Yo lo haré con Fran (Marco) el entrenador y Pablo (Herrera) tendrá descanso hasta el jueves porque se metió aquí un tute bueno. Pero le está viniendo muy bien y está demostrando una vez más que es un líder. Le está haciendo sentir a Javi UHuerta) muy cómodo y está tirando muy bien de él", opinó. Gavira, que buscar su tercera participación olímpica, tras participar en Londres 2012 y Río 2016, se lamentó del difícil año que está atravesando. Su compañero Herrera aspira a su quinta presencia en unos Juegos.

"Está siendo un año bastante complicado. Mentalmente estoy muy desgastado porque físicamente no me he llegado a encontrar bien. Tuve una operación de oído en octubre; después una infiltración programada en la rodilla en noviembre y diciembre y eso hizo que estuviese muchos meses parado. La pretemporada ha sido muy corta. En el periodo de fuerza que ganamos en pretemporada yo he estado muy limitado y voy arrastrándome por la pista. Y, cuando teníamos después de la prueba de Doha un mes para prepararnos para Cancún me contagié en Catar de covid y tuve que estar dos semanas encerrado", pormenorizó.

"Aunque estuve en el Centro de Alto Rendimiento de Lorca, que es el mejor sitio para nosotros para pasar el covid, ya que me pusieron en la habitación una bicicleta estática y un pequeño gimnasio, no perdí tanto físicamente. Pero, la verdad, ahora que ha pasado casi mes y medio desde que pasé el covid, sigo sin encontrarme bien físicamente, con mucha fatiga muscular, sin mucha energía. Espero que podamos ponerle remedio y, aunque esté mentalmente agotado somos deportistas, somos luchadores y lo que intento tener en mi cabeza es la posibilidad de conseguir una medalla en Tokio y después recordaremos estos momentos con alegría", declaró. "Nuestra clasificación para Tokio aún no es matemática pero sí es verdad que tendría que producirse una carambola muy grande para quedarnos fuera", concluyó.