GOLF

El día que Severiano Ballesteros le salvó la vida a Revilla

El presidente de Cantabria quiso recordar al golfista en el décimo aniversario de su muerte y el episodio que vivió con él en 1983. "Estoy vivo gracias a él".

El golfista cántabro Severiano Ballesteros, durante un acto en 2010.
ADRIAN JULIAN DIARIO AS

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha recordado este viernes en el décimo aniversario de su muerte al golfista cántabro Severiano Ballesteros 'Seve', un hombre "extraordinario" que, según ha afirmado, le salvó la vida.

"Estoy vivo gracias a él", ha afirmado Revilla durante el acto de conmemoración del Día de Europa.

El jefe del Ejecutivo regional ha subrayado que Ballesteros "marcó" su vida cuando, gracias a él, pudo adelantar su viaje, evitando así coger al día siguiente "aquel terrible" vuelo de Aviaco en 1983 que se estrelló y supuso la muerte de 80 personas, y que era el que a él le correspondía.

"Se negó a embarcar en aquel vuelo si no embarcaba yo. Aquel gesto me salvó la vida", ha destacado.

Revilla ha subrayado que Seve fue "uno de los cántabros más internacionales y más europeos" y le ha recordado como "un hombre extraordinario" y "embajador por el mundo de Cantabria y España".

El golfista cántabro, que murió con 54 años a causa de un tumor cerebral siendo uno de los más laureados de la historia, ganó cinco 'grandes' (tres abiertos británicos y dos masters de Augusta), así como otras tantas Ryder Cup y campeonatos del mundo de match play.