PÁDEL | WPT

Ariana Sánchez, la número uno en solitario más joven del WPT

Tras el Open de Madrid la catalana en mujeres y Juan Lebrón se quedan únicos en el primer puesto del ranking

Ariana Sánchez.
Víctor Lerena EFE

El Open de Madrid, el primer torneo de la temporada del WPT, ha traído cambios en la cúpula de los ranking masculino y femenino. En la derrota, Juan Lebrón vuelve al primer puesto que ya ocupó y sucede ahora a su compañero Ale Galán por aquello de la readaptación del ranking; en el triunfo, Ariana Sánchez (Reus, 23 años) sube en solitario al primer puesto, y se convierte en la número uno más joven de la historia sin compartir la posición. "Creo que en algún momento ya lo había sido, pero con mi compañera. Serlo de manera individual no tiene mayor importancia porque estamos empezando la temporada, pero de alguna manera pues queda ahí, y hace ilusión" comenta la catalana,

Ari es una de las jugadoras que siempre ha abierto camino. Con 19 años, con Marta Ortega de compañera, ganó su primer torneo, en Santander, y se convirtió en la más joven del WPT en levantar un título (Bea González se lo rompería en 2020). De aquel torneo aún se recuerda una dejada insolente en el momento decisivo del partido en la final: "Hoy no lo haría, creo que un tie break a lo mejor tendría que asegurar. Pero tenía 19 años, y no pensé ni en el momento ni lo que nos jugábamos, sólo me pareció que era un buen golpe".

En esos cuatro años Ari se ha convertido en una de las mejores profesionales, y estrena compañera esta temporada, Paula Josemaría, tras haberlo hecho los dos años anteriores con Allejandra Salazar, con la que ha hecho pleno: "Nos hemos compenetrado muy bien, hemos hecho equipo desde el primer minuto, y nos sentimos muy contenta en la pista, porque ella es una gran jugadora, que es zurda, que define, que coge mucho espacio en el centro. A mi me gusta más controlar el juego desde el revés. En Madrid salí a la final tan tranquila, sin presión, y eso nunca lo había sentido. Creo que a Paula le pasa igual. Fíjate, cuando la llamé para jugar juntas me contestó que sí en cuestión de segundos; no me pidió tiempo para pensarlo porque la hacía tanta ilusión como a mi".

Ariana y Paula tras ganar en Madrid.

Adeslas Madrid Open

Eso sí, para jugar juntas Ari y Paula hacen un gran esfuerzo, porque mientras una reside en Barcelona, la extremeña ha regresado a Valladolid, con el entrenador que la lanzó hace dos años "y como quería seguir con Gustavo Pratto, pues muy bien" aunque se adaptan a trabajar juntas algunos días a la semana..

La temporada ha empezado muy bien para esta pareja que destaca por ser bajita (1,60 metros Paula, y 1,65 Ari) pero que se hace enorme en la pista, y Ari recuerda que han sido "las Gemelas Sánchez Alayeto las que ha hecho evolucionar a todas. Impusieron un juego tan físico que en un momento era imposible para el resto plantarles cara", pero ahora "muchas parejas de alto nivel y se irá comprobando a lo largo de la temporada. Eso acaba de arrancar",

Dado que las jugadoras de revés son poderosas, Ari parece una excepción, y aunque Marta Marrero la llamó para que jugase con ella en el drive, "posición que e encanta y que seguro que jugaré en algún momento", dice, por ahora se ve con mucho tiempo por delante en la izquierda. Le disgusta que su imagen sea de desabrida "porque la gente me ve seria, y piensa que soy borde, pero es porque soy muy tímida, pero quien me trata sabe que soy agradable", admite son sorna. (Doy fe que es accesible y agradable),