GOLF

Nuevo emperador de Japón y exhibición de Jon Rahm

Hideki Matsuyama venció en el Masters de Augusta dando a su país el primer 'major' de la historia y el español firmó un glorioso recorrido para acabar 5º.

Nuevo emperador de Japón y exhibición de Jon Rahm
Kevin C. Cox AFP

El séquito habitual de más de una docena de periodistas que acompañan a Hideki Matsuyama se vio radicalmente reducido en el Masters de Augusta por la Covid-19. Y el caprichoso destino eligió esta edición en el mítico campo de Georgia para que un japonés estampara su nombre por primera vez en un 'major'. El jugador, nacido en la capital de la prefectura de Ehime que lleva por nombre su mismo apellido el 25 febrero de 1992, ya era un ídolo en Japón pero desde este momento su fama se acercará a la deidad tras hacerse acreedor de la chaqueta verde después de mostrar talento con el palo y una cabeza amueblada y fría.

Matsuyama llegaba a la jornada final con cuatro golpes de ventaja merced a su exhibición en la tercera jornada cuando todo cambió durante la tormenta que paró el juego 78 minutos. Mientras muchos jugadores se resguardaron en la Casa Club, Hideki se metió en su coche y se puso a jugar a un videojuego en el móvil. Ahí repasó mil veces en su cabeza el mal golpe hacia los árboles de la derecha en la calle del 11. "Pensé que no podía golpear nunca peor que eso. Y tal vez eso alivió mi presión", reveló. Regresó al campo e hizo 6 bajo par en los últimos ocho hoyos y acabó el tercer recorrido como líder con cuatro golpes de ventaja.

En la ronda definitiva, el jugador nipón de 29 años empezó con una salida desastrosa en el tee del 1 que le hizo firmar un bogey mientras su aparente gran rival, el sorprendente debutante norteamericano Will Zalatoris encadenaba dos birdies consecutivos dejando la ventaja en un exiguo golpe. El mundo vibró y la noche con menos horas de sueño entre la población japonesa en años se hizo oscura. Pero Matsuyama tiro de aplomo y aferrado a su asombroso manejo del putter revertió la situación con birdies en el 2, 8, 9 y 13 para acabar ganando con -10 y un único golpe de ventaja sobre el norteamericano Zalatoris pese al susto y la tensión de tirar la bola al agua en el 15 y los nervios en los hoyos finales con bogeys en el 12, 15, 16 y 18. Tarjeta del día: 73 golpes, +1.

The Masters - Final RoundHideki Matsuyama, con su caddie, Shota Hayafuji.

Este hierático deportista cuyo lenguaje gestual jamás desvela cómo va su juego empezó a jugar al golf a los 4 años, en 2012 alcanzó el número uno mundial amateur justo antes de pasarse al profesionalismo y el 19 de junio de 2017 llegó a ser dos del ranking tras ser subcampeón del US Open 2017. En 2020 lideraba The Players después de empatar el récord del campo con 63 golpes y todo apuntaba a un gran éxito, pero el inicio de la pandemia obligó a cancelar el torneo. El golf le debía una y el japonés se la ha cobrado en el sitio más emblemático.

Matsuayama es un tipo peculiar fuera del campo. Pese a llevar ocho años en el circuito profesional habla inglés con dificultad y siempre va acompañado por un intérprete. También es famosa su escasa pericia al volante que le ha llevado a situaciones esperpénticas en algunos parkings incluso para aparcar el coche en batería. O su recelo con la privacidad hasta el punto de que anunció que iba a ser padre hace tres años y la noticia causó un enorme revuelo en los medios de su país que no sabían ni que tenía pareja. "Nadie me ha preguntado nunca si estoy casado", dijo en la rueda de prensa para acto seguido negarse a confirmar el nombre de su cónyuge o el de su futura hija.

Maestría de Jon Rahm.

The Masters - Final RoundJon Rahm.

El vizcaíno de Barrika deleitó por fin con un maravilloso juego corto sin errores y un putt sólido que le llevó desde el par de los 54 primeros hoyos a un -6 final que le hacía terminar 5º, nuevo top ten en Augusta por cuarto año consecutivo. Birdie en el 1, 8, 12 y 15, un eagle en el 2 y todo lo demás pares dejaban una jornada inmaculada para el español que a sus 26 años, y asentado en el top 3 del ranking mundial, sabe que es únicamente cuestión de tiempo que llegue por fin la oportunidad de luchar hasta el final por alzarse con un ‘major’, ya sea Augusta, u otro de los grandes. Por su parte, Olazábal acabó con +8, tres sobre el par en el día, en el puesto 50º.

ASÍ QUEDÓ LA CLASIFICACIÓN DEL MASTERS DE AUGUSTA 2021