TURF

¡Histórico! Primera mujer que gana el mítico Grand National

Rachael Blackmore, una irlandesa de 31 años, vence con 'Minella Times' en la carrera de caballos más famosa del mundo, que se disputa desde 1839.

¡Histórico! Primera mujer que gana el mítico Grand National
EFE

Rachael Blackmore, irlandesa de 31 años, hizo historia hoy en el hipódromo de Aintree (Liverpool, Inglaterra) al convertirse en la primera mujer en ganar el mítico Grand National, la carrera de caballos más famosa del mundo y que se celebra desde 1839. Han pasado 182 años, pero también un histórico deporte reservado para hombres ha caído rendido a una mujer.

Quien entró primero en meta, como en todas las carreras, fue el caballo. En este caso, yegua, Minella Times. Probablemente, el vencedor que será más olvidado pues todo el mundo recordará la edición de 2021 como la que fue ganada por primera vez por una mujer. El triunfo pagó 11 a 1.

Esta edición venía marcada como un homenaje al recientemente fallecido Duque de Edimburgo, consorte de la Reina Isabel, grandísima apasionada y propietaria de purasangres.

La recuperación de la carrera tras la suspensión por la pandemia en 2020 y la ausencia de Tiger Roll (ganador en las últimas dos ediciones) vivió el gran día de Rachael Blackmore. La irlandesa se convirtió en la primera mujer en ganar el National. Segundo fue Balko Des Flos (100 a 1) y tercero Any Second Now, compañero de cuadra de la vencedora. Los cinco primeros fueron irlandeses. Sólo un irlandés sabe lo mucho que significa humillar así a los ingleses en su casa.
Blackmore no se hizo jocketa profesional hasta los 26 años. Llegaba de lograr otro récord: ser coronada como la primera mujer en ser premiada como ‘mejor jockey’ del prestigioso festival de vallas de Chentelham, en el que ganó seis carreras.

Era una de las cuatro mujeres que competían en esta edición. La primera mujer que participó en el Grand National fue Charlotte Brew, en 1977. Con este triunfo, las mujeres han conquistado una nueva gesta histórica en el deporte. Han tenido que pasar 182 años.

Tras la carrera, Blackmore dijo: “No puedo creerlo. Ha sido sensacional. Tengo mucha suerte de estar montando. Es increíble. Ahora mismo no me siento ni hombre ni mujer; ni siquiera me siento humana”.