Día Internacional de la Mujer

Mujeres para el deporte

MUJERES PARA EL DEPORTE

Más de una decena de pioneras abren paso en los banquillos

Hay 14 entrenadoras en los 92 equipos de ligas femeninas de fútbol, balonmano, fútbol sala, basket, vólei y waterpolo.

Trece pioneras abren paso en los banquillos
PEPE ANDRES DIARIO AS

EI dato es contundente. Apenas hay 14 mujeres en los 92 equipos de la máxima categoría femenina de fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol, waterpolo y fútbol sala. Es decir, en torno a un 14%.

"Somos muy pocas, sobre todo si tenemos en cuenta que son disciplinas nuestras, entre comillas, es decir, deporte practicado por mujeres. Si lo extrapolas a deporte masculino, se queda en nada", analiza para AS Natalia Arroyo, técnica de la Real Sociedad y una de las mujeres que forman parte de esta, de momento, escueta lista de entrenadoras en la élite.

La presencia de Arroyo, que fichó por el equipo donostiarra el pasado verano, ha ayudado a que la Primera Iberdrola de fútbol haya acabado batiendo un récord histórico de entrenadoras esta temporada con cuatro.

Además de la exfutbolista catalana, María Pry está al frente del Levante, y Jenny Benítez e Iraia Iturregi se hicieron cargo del Sporting Huelva y el Athletic Club respectivamente tras la salida de Antonio Toledo y Ángel Villacampa.

Mujeres en los banquillos

DEPORTE LIGA MUJERES ENTRENADORAS
Fútbol Primera Iberdrola 4
Baloncesto Liga Endesa 2
Balonmano División de Honor 2
Waterpolo Liga Premaat 2
Fútbol sala Primera División 3
Voleibol Liga Iberdrola 1

"Un día me dijo Ana Junyent que la llegada de más mujeres a los banquillos dependía de que a las que ya están ahí les vaya bien. Y es un mensaje con mucha fuerza. Si funcionan los proyectos de Pry, Iturregi o Benítez, eso ayudará a que nos tengan en cuenta. Tener estos ejemplos de éxito me parece muy importante", detalla la entrenadora txuri-urdin.

Además de ellas cuatro en la Liga de fútbol, en la máxima categoría de baloncesto están Madelén Urieta, en el Kutxabank Araski, y Aranzazu Muguruza, en el IDK Euskotren. En balonmano abren paso a las siguientes Cristina Cabeza, entrenadora del CB La Calzada Gijón y de la Selección española Promesas, y Montse Puche, que lidera al CB Morvedre.

En la Liga Premaat de waterpolo son otras dos: Patricia Herrera, del CD Natación Boadilla, y Bea Espinosa, del AR Concepción Ciudad Lineal. El mismo número se repite en fútbol sala, con Cristina Gimeno, en el Gran Canaria Teldeportivo, Raquel Mondoruza, del Rayo Majadahonda, y Maravillas Sansano, Universidad de Alicante.

En la máxima categoría femenina de voleibol aparece una mujer más, Esther López, que dirige al AD Algar Surmenor. "Somos más de las que había hace un tiempo, algo está cambiando y eso da esperanzas", añade Natalia Arroyo.

Salto al masculino

Estas 14 mujeres abren el camino como antes hicieron las pioneras del deporte. En el horizonte también están los equipos masculinos. "Es cuestión de tiempo que haya muchas mujeres entrenadoras en el deporte femenino y aquellas a las que les vaya bien, lleguen al masculino. Ahora es tan extraño que se añade mucha presión mediática y puede frenar la apuesta", sentencia Arroyo.

Claudia Pons, única mujer seleccionadora absoluta en estos deportes

La presencia de mujeres en las Federaciones como entrenadoras de sus respectivas selecciones también es testimonial. En lo que se refiere a las absolutas, sólo Claudia Pons, de fútbol sala, emerge como figura femenina. Jorge Vilda es el seleccionador de fútbol, Lucas Mondelo el de baloncesto, Carlos Viver de balonmano, Pascual Saurín de voleibol, Adrian Lock de hockey y Miki Oca de waterpolo.

En categorías inferiores, destaca Montse Tomé, que relevó a Toña Is en la selección femenina de fútbol Sub-17. Y también Cristina Cabeza como dirigente de la selección femenina Promesas de balonmano. Otros campos, como la natación sincronizada, siempre tuvieron una mujer al frente.