PIRAGÜISMO

Arévalo gana el selectivo de K1 y estará con Craviotto en Tokio

El gallego de 27 años, militar de profesión, ganó los 'trials' de K1 200 con el catalán segundo. Los dos aparecían en las tres combinaciones posibles de K4 500.

Arévalo gana el selectivo de K1 y estará con Craviotto en Tokio
YAYO

Carlos Arévalo (27 años) ganó el selectivo de K1 200 que organiza la Federación Española de Piragüismo para los Juegos de Tokio (23 julio-8 agosto) en Trasona (Asturias). El gallego, militar de profesión, dominó las dos series. En principio, y según los criterios de la RFEP, deberá formar parte también del K4 500, que arranca sus pruebas de selección el viernes. De este modo, tendría la oportunidad de doblar en Japón.

Saúl Craviotto, que aspira a ser abanderado y a una quinta medalla olímpica, fue segundo en las dos series y también estará en Tokio. Tanto él como Arévalo aparecían previamente en las tres combinaciones de K4 elaboradas por la Federación. El proceso se ha simplificado al ser, además, los mejores del K1.

Arévalo se incorporó al proyecto del K4 un mes antes del Mundial 2019, cuando Cristian Toro salió de la embarcación "agobiado". Y lograron volver a ser subcampeones del mundo. El de Betanzos había sido bronce Mundial Sub-16 en K2 200 con Toro en 2016, pero se quedó fuera de los Juegos por el empuje de Saúl Craviotto, a la postre campeón olímpico junto a Toro.

Arévalo fue el mejor en la primera serie con un crono de 35.204, por delante del Saúl Craviotto (35.803), Cristian Toro (36.392), Carlos Garrote (36.569), Marcus Cooper (36.797) y Rodrigo Germade (37.291).

En la segunda, volvió a ganar con 34.643 segundos, seguido de Saúl Craviotto (34.777), Carlos Garrote (35.305), Cristian Toro (35.446), Marcus Cooper Walz (36.162) y Rodrigo Germade (36.269).

"Estoy en un momento de forma muy bueno. Sabía que el selectivo era muy duro, pero las sensaciones entrenando estos días eran fantásticas, y en la prueba las he reproducido", explicó Arévalo.

De los seis aspirantes para el K4 quedarán fuera dos. Todos ellos medallistas olímpicos o mundiales.