ATLETISMO

Levitar en el 800

Daniela García (19 años) es la sensación del medio fondo con un estilo hipnótico y tras ser plata en el Nacional va al Europeo sin complejos: "Seré una esponja".

Levitar en el 800
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Hay deportistas que parecen haber nacido para realizar de forma natural determinados movimientos. Son naturales y estéticos, sin un ápice aparente de esfuerzo o dificultad. El revés de Federer, el 'fadeaway' de Jordan, el regate en eslalon de Messi, Capablanca gestionando un tablero de ajedrez, la longitud y frecuencia de zancada que no desacelera de Bolt, el 'sky hook' de Kareem... La historia incluye múltiples ejemplos. Todos ellos tienen algo en común: producen un efecto hipnótico al presenciarlo.

ATLETISMO 20/21Daniela García.

La última perla del atletismo español produce esa sensación en el observador. Daniela García Tena (Calviá, 31/08/2001) no parece correr sino que levita por el tartán. Su avance fluye sin apenas tocar el suelo. En el Campeonato de España sub 23 sorprendió con un 2:04.60 que le daba mínima para el Europeo ansoluto de Torun (4-7 de marzo) y en el Nacional de Gallur se llevó la plata... cuando tenía el oro casi alrededor del cuello. "Vi el oro súper cerca y reconozco que me fastidió un pelín (se ríe) que me lo arrebataran al final, pero las piernas me dieron hasta donde llegué ", explicaba a AS esta joven atleta de 19 años que vive en la Residencia Blume de Madrid y es entrenada por Antonio Serrano.

La mallorquina, que en edad cadete sufrió un trastorno inmunológico grave que puso todo en peligro, sabe que sus movimientos son especiales e incluso le encuentra la explicación: "Como ahora estoy más preparada que nunca por el entrenamiento resalta más esa fluidez. Quizá influya que haya hecho danza, llevo haciendo ballet desde los tres años y he estado en el conservatorio. Por eso la zancada puede ser más estética, más como de bailarina. Cuando me veo correr me gusta mucho la verdad".

ATLETISMO 20/21Daniela García.

En Polonia no tendrá presión y tiene clara su meta: "Voy con el objetivo de ser una esponja y disfrutar compitiendo. Puedo aprender el triple que en una carrera nacional o corriendo sola. Mi mentalidad es la de aprovechar la experiencia y conocer de primera mano el nivel que hay en Europa". El Viejo Continente sabrá de su fluidez en el correr aunque Daniel va con humildad y se exigirá en retos más cercanos a su edad: "Este año tengo el Europeo al aire libre de mi categoría (Bergen, Noruega, del 8 al 11 de julio) en el que competiré con chicas de hasta tres años más. Allí quiero pasar a la final y luchar por una medalla. Iré con esa idea fija".