SNOWBOARD

Eguibar: "En este deporte hay que tener un puntito de locura"

Lucas Eguibar (San Sebastián, 27 años) vive un momento dulce. Reciente campeón del mundo en su disciplina, snowboard cross, a un año de los Juegos. Atendió a AS.

Eguibar: "En este deporte hay que tener un puntito de locura"
PEPE ANDRES DIARIO AS

El donostiarra Lucas Eguibar, a sus 27 años, es una referencia mundial del snowboard cross, una espectacular modalidad de velocidad sobre tabla de snow que se ha convertido en la principal referencia del deporte de nieve en España, con logros como el bronce olímpico de Regino Hernández en 2018, la Copa del Mundo del propio Eguibar en 2015 o su reciente oro mundial. En Pekín 2022, los focos apuntarán a los riders españoles y a Luki Eguibar en particular.

Tras varias ocasiones rozando el título mundial (plata en 2017, cuarto en 2019...). ¿Ha asumido ya que es campeón?

Estoy en ello. La verdad es que es algo tremendo, el fruto de mucho trabajo.

Copa del Mundo, Mundial... falta la medalla olímpica.

Tengo muchas ganas de hacer algo grande en los Juegos, pero no es una carga. Es un sueño. Me prepararé lo mejor posible, pero el destino dirá si merezco la medalla o no.

Lucas Eguibar, en acción.

Su deporte cada vez es más popular y televisivo, pero da la impresión de que hay que estar un poco loco para competir...

Bueno, un puntito de locura sí hay. Pero como en cualquier deporte de riesgo. Que nadie se piense que esto es coger una tabla y empezar a dar saltos de 20 metros a 90 km/h el primer día. Como todo, es una progresión. Un piloto de motociclismo, la primera moto que montó en su vida no era una de MotoGP.

¿Prepara mucho el plano psicológico para la competición?

Sí, hay muchos aspectos que trabajamos. A mí el que más me gusta es el relacionado con evadirte de todo y estar feliz contigo. Llegar a una carrera sabiendo que tienes que hacer tu trabajo, sin pensar en el de al lado, y ser capaz de visualizarlo.

En la final mundialista aguantó hasta el final para ponerse primero. ¿Valen las estrategias en una carrera de un minuto?

¡Un minuto da para mucho! Parece que pasa muy rápido, pero en cada instante hay detalles. En mi mente repito cada descenso hasta conocerlo de memoria y exprimirlo, aunque en realidad lo haya bajado unas pocas veces.

En un deporte como el suyo. ¿Ser campeón del mundo es clave desde el punto de vista económico por las becas, etc... o usted vive de los patrocinadores?

El apoyo de los patrocinadores que confían en mí es importantísimo. Pero hay muchos gastos de la preparación que se afrontan gracias a las becas. El dinero que recibo lo reinvierto en mi carrera. Las ayudas te hacen lograr mejores resultados y, si los consigues, te repercuten en tener más ayudas...

Regino, Queralt, usted... ¿por qué los éxitos españoles en la nieve son últimamente siempre sobre tabla de snow?

En mi caso, creo que fue clave el gran trabajo que se hizo con Israel Planas (técnico que falleció en 2017 de forma repentina a los 41 años) en aquel equipo en el que estábamos Regino Hernández, Laro Herrero y yo. Nadie contaba con nosotros y logramos grandes resultados. Mucho de lo que sé es gracias a él y le tengo muy presente.