BALONMANO | MUNDIAL

Sospechas de sabotaje en el Eslovenia - Egipto del Mundial

Tres de los jugadores del equipo balcánico no pudieron jugar el encuentro a causa de una intoxicación alimentaria. "Corrían al baño como si les fuera la vida en ello".

Los jugadores de Eslovenia, durante su partido ante Egipto en el Mundial de Balonmano de Egipto 2021.
Mohamed Abd El Ghany / POOL EFE

La selección de Eslovenia puso fin el domingo a su andadura en el Mundial de Balonmano tras empatar ante Egipto en el duelo decisivo por la segunda plaza del Grupo IV de la Main Round. Sin embargo, en las últimas horas han aparecido los rumores sobre un posible sabotaje al equipo esloveno por parte del equipo anfitrión.

Horas antes del partido, algunos jugadores del combinado esloveno sufrieron una intoxicación alimentaria y la propia Federación de Eslovenia publicó un comunicado denunciando este posible sabotaje y asegurando que doce de sus jugadores se sintieron mal antes del partido y que tres de ellos, Stas Skube, Dragan Gajic y Blaz Blagotinsek, no pudieron jugar el partido, y el último de ellos se desmayó y tuvo que volver al hotel. "Los chicos gritaban de dolor, vomitaban y corrían al baño como si su vida dependiera de ello. Stas Skube y Dragan Gajic no pudieron dormir y Blaz Blagotinsek, el más grande de nuestros jugadores, se fue al suelo con fuertes dolores y se desmayó en su propio vómito y tuvo que ser llevado al hotel", explicó la Federación en un primer comunicado.

En un segundo comunicado más sosegado, la Federación se mostró más cauta sobre lo sucedido, aunque manteniendo sus sospechas. "Estamos analizando las razones de los problemas médicos y podría deberse a varios factores. El primero que pensamos es la comida, y todos sabemos que los factores y síntomas varían en función de cada individuo. Queremos dejar claro que nunca hemos afirmado qué fue lo que sucedió y si la enfermedad fue provocada de forma intencional, pero varios jugadores estuvieron enfermos".

Desde el combinado esloveno no se explican qué pudo pasar para que su equipo fuese el único del hotel con estos problemas de salud. "Dado que todos los equipos del hotel han tenido las mismas condiciones y no han tenido problemas médicos, es difícil explicar qué pasó. Además, nuestro equipo utilizó la comida del buffet del hotel y del servicio de habitaciones y solo bebían agua embotellada. Por eso pedimos que se analice y aclare la situación de forma conjunta con el fin de evitarla en futuros eventos".

El equipo esloveno también publicó un comunicado contra el seleccionador danés Morten Henriksen, que acusó al equipo esloveno de ser responsable de la intoxicación alimentaria al pedir comida de fuera del hotel. "La Asociación de Balonmano de Eslovenia quiere dar una respuesta a esto y rechaza las acusaciones del señor Henriksen. Los jugadores pidieron pizza pero el pedido se hizo en el restaurante del hotel, dentro de la burbuja de El Cairo, ya que si no se habría rechazado. No se pidió nada de fuera del hotel. Los problemas no deseados ocurrieron dentro de la burbuja".

"Bielorrusia comió del mismo buffet de Eslovenia y no tuvo ningún caso"

A raíz de estos incidentes la IHF emitió un comunicado este martes sobre lo sucedido. "A pesar de que la delegación eslovena no había presentado ninguna reclamación oficial ni el día del partido ni el anterior, la Federación Internacional de Balonmano abrió una investigación y solicitó al organismo gubernamental que se encargaba del control de los alimentos que emitiese una declaración".

Desde la IHF aseguran que el médico de Eslovenia rechazó todo tipo de ayudas por parte del médico del hotel y los organizadores tras las quejas de dolor de los jugadores "En la noche posterior al partido contra Egipto un jugador de Eslovenia acudió a la clínica del hotel con dolor de estómago y diarrea, afirmando que era la primera vez que le pasaba y se le dio medicamentos para tratar el dolor. Después el médico recibió al jefe de la delegación de Eslovenia, que le dijo que 14 jugadores tenían los mismos problemas a causa de una intoxicación alimentaria. Los médicos pidieron que los jugadores fuese analizados para conocer las razones, pero el médico de Eslovenia se negó. Se ofreció el traslado de los jugadores al hospital y el médico de Eslovenia se negó y rechazó todo tipo de ayudas. Se organizó una reunión con el resto de equipos para ver si se habían producido más casos y ninguno reportó más casos".

La IHF también alega que los jugadores de Eslovenia también comieron del mismo buffet y ninguno de ellos mostró problemas de salud. "La delegación de Eslovenia, que se aloja en el mismo hotel y que compartió el mismo buffet en el hotel Marriott no tuvo problemas de cualquier tipo, como afirmó su jefe, Oleg Lebedev. El día que Eslovenia afirmó que sus jugadores comieron comida envenenada, los jugadores de Bielorrusia comieron del mismo buffet sin consecuencias negativas".

La Federación Internacional también alega que durante el encuentro no se vieron indicios de que los jugadores eslovenos sufrieran problemas de salud. "Eslovenia afirmó que jugaron nueve jugadores pese a no estar bien y culpan a la supuesta intoxicación alimentaria por su rendimiento. Sin embargo hay que decir que el equipo hizo un buen partido e incluso llegó a tener una renta de cinco goles al inicio de la segunda parte. No hubo indicios en el campo de que los jugadores tuviesen un rendimiento menor a causa de enfermedades".

Presidente del Comité Organizador del Mundial de Balonmano a AS: las acusaciones del envenenamiento de Eslovenia son "falsas"

Hisham Nasr, Presidente de la Federación Egipcia de Balonmano y Presidente del Comité Organizador del Mundial de Balonmano de Egipto 2021, respondió a las acusaciones de la selección eslovena del envenenamiento de sus jugadores antes de jugar contra la selección egipcia en el torneo.

El equipo anfitrión empató el pasado domingo con su homólogo esloveno 25-25 en un partido disputado en la última jornada de la Ronda Principal del torneo, por lo que la selección egipcia pasó a los cuartos de final como segundo de su grupo, mientras se cayó eliminada Eslovenia, que llegó a las semifinales de la edición pasada de Copa de Europa de Balonmano.

Después de disputarse el partido, la Federación Eslovena de Balonmano reveló que varios de sus jugadores habían sido envenenados a la víspera del partido jugado contra Egipto, acusando a los organizadores de que no se preocuparon por lo ocurrido.

“No estamos satisfechos con la organización injusta del torneo, unos 12 jugadores de nuestro equipo se envenenaron antes de jugar contra Egipto, mientras que los organizadores egipcios no se preocuparon por lo ocurrido” dijo la Federación Eslovena en su comunicado.

Por su parte, Presidente del Comité Organizador del Mundial de Balonmano dijo a este diario: “las declaraciones de la selección eslovena son totalmente falsas, y es una pena repetir estas palabras, esperaba que nos agradecieran por la buena organización y hospitalidad, en lugar de justificar su derrota de esta manera”.

“No sé por qué se habla de este tema, ignorando el éxito de la organización del torneo. las otras selecciones están felices en Egipto, y todo está bien. Egipto es de los países del mundo que alberga las selecciones de balonmano en hoteles de 5 estrellas del más alto nivel a la hora de organizar torneos, y creo que estos hoteles se preocupan mucho por su reputación internacional”, añadió.

Hisham Nasr afirmó que la selección eslovena se aloja en un hotel donde otras 11 selecciones residen, declarando que ninguna de estas selecciones se quejó de alimentos, teniendo en cuanta que todos los equipos comen lo mismo.

“No recibimos ninguna carta oficial de la selección eslovena respecto a esta queja antes de que se dispute el partido, ¿por qué surge esta reclamación después de perder el partido?, si los jugadores eslovenos se envenenaron, ¿cómo pudieron jugar tan fuertes ese partido?, todos hemos visto que rasgaron las camisetas de los jugadores egipcios, y si los jugadores eslovenos que jugaron no fueron envenenados, ¿entonces cómo se salvaron estos, aunque todo el equipo come lo mismo al mismo tiempo”, dijo también el Presidente del Comité Organizador.

Hisham Nasr añadió: “la Federación Eslovena no envió ninguna carta oficial al Comité ni a la Federación Internacional de Balonmano, que responderá estas declaraciones falsas que perjudican la reputación del anfitrión”.

Debe recordar que Morten Henriksen, el director deportivo de la Federación de Dinamarca de Balonmano, dijo en “TV2”: “tenemos evidencias de que los jugadores eslovenos no se cuidaron por si mismos durante el torneo, tenemos fotos que confirman que ellos pidieron pizza desde fuera del hotel donde se concentran”.

El Presidente del Comité comentó las declaraciones de Morten Henriksen diciendo: “no hemos visto a los jugadores eslovenos comiendo pizza desde fuera del hotel, pero si se confirma esto, se sancionan por incumplir las normas de la Federación Internacional de Balonmano”.

Asimismo, Hisham Nasr habló del futuro de Roberto García, seleccionador de Egipto, diciendo: “me sorprenden las estipulaciones relacionadas con el futuro del técnico, no le podemos despedir, incluso si se cae Egipto eliminado ante Dinamarca, pues consiguió muy buenos resultados, tanto en el Mundial como en otros torneos anteriores, como vencer a la selección de Túnez en su casa y clasificarse a los Jugos Olímpicos de Tokio”.