RUGBY | SEIS NACIONES

El Seis Naciones sigue en el aire y algunos jugadores renuncian

El Gobierno francés aún no ha dado luz verde a los desplazamientos de equipos profesionales. El inglés Marler y el italiano Minozzi no quieren jugar.

El Seis Naciones sigue en el aire y algunos jugadores renuncian
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT AFP

Al Seis Naciones le crecen los enanos. Arrecian las dudas sobre el torneo, que debería comenzar el 6 de febrero, por los efectos de la tercera ola de la pandemia en Europa. Francia, uno de los países más castigados, ha vuelto a imponer restricciones fronterizas y está estudiando si incluye a los deportistas y equipos profesionales entre las excepciones de movilidad para que puedan salir al extranjero a competir, lo que afecta a la selección de rugby. 

La decisión debería haberse tomado hace días, pero a menos de dos semanas para el arranque previsto de la cita, las reuniones entre los organizadores y el gobierno francés aún no han arrojado resultados. Mientras tanto, ya se están dando casos de jugadores que prefieren renunciar a su puesto que ponerse en riesgo.

El pilier inglés de los Harlequins, Joe Marler, es uno. Marler, cuya mujer está embarazada del que sería su cuarto hijo, cree que tiene que hacer "lo correcto" para con su familia y ha decidido que no formará parte de la lista del XV de la Rosa, en la que estaba incluído. Lo mismo ha decidido la gran estrella de Italia, el zaguero Matteo Minozzi, que no se ve "con fuerzas para otra burbuja".