NATACIÓN

Ikee, otro paso tras la leucemia: aspirará a los Juegos en los 100

La nadadora japonea de 20 años, que regresó en 2020 a los entrenamientos después de superar la enfermedad, hizo la mínima requerida para competir en los trials.

Rikako Ikee, en 2020.

La nadadora Rikako Ikee sigue dando pasos adelante después de superar una leucemia justo hace un año, cuando regresó poco a poco a los entrenamientos. La japonesa de 20 años, que ganó seis oros en los Campeonatos Asiáticos de 2018, logró en los 100 libre la marca mínima (55.35) para participar en los trials que gan el billete para los Juegos Olímpicos, su sueño y objetivo después del aplazamiento. Para hacerlo realidad deberá quedar entre las dos primeras clasificadas.

Hacía casi dos años que la japonesa no nadaba en competición una prueba de 100 libre, por lo que su registro adquiere mayor valor. En las eliminatorias, Ikee se aseguró un puesto en la final con un tiempo de 56.16, mientras que, por la calle ocho, logró quedar en cuarta posición en la final rebajando el tope estipulado por la federación japonesa de natación. La ganadora de la prueba fue Natusmi Sakai, con un tiempo de 54.48.

Antes de que le llegara la enfermedad, Ikee tenía por delante un futuro prometedor en la natación internacional. No solo había brillado en los Juegos Asiáticos, sino que había logrado 11 medallas en dos Mundiales júniors, otras tres en Mundiales de piscina corta absolutos y cuatro más en los Juegos Pan Pacíficos. En 2016, con apenas 16 años, consiguió el récord japonés de los 100 libre, con un tiempo de 53.99.

A Ikee se le detectó la enfermedad en febrero de 2019, cuando tuvo que someterse a un intenso tratamiento y apartarse de las piscinas. Se perdió el Mundial de Gwangju en el que sus compañeras de especialidad le rindieron un homenaje en la prueba de los 100 libre. En diciembre de 2019 recibió el alta y se mostró ambiciosa: "Quiero hacerlo lo mejor posible con el objetivo de participar en los Juegos Olímpicos de París en 2024 y de ganar medallas".

Dos meses después empezó los entrenamientos y la pandemia le dio más tiempo para que su sueño de competir en los Juegos de Tokio se hiciera realidad. Ahora ya ha logrado el billete para competir en los trials. En cinco meses quiere mejorar su marca y ganarse un puesto en el equipo nacional.