AJEDREZ | TATA STEEL

Carlsen no pudo ajustarle las cuentas al polaco Duda

El noruego Magnus Carlsen, campeón mundial de ajedrez, fracasó en su intento de tomarse el desquite ante el polaco Jan-Krzysztof Duda en el Tata Steel de Países Bajos.

Carlsen no pudo ajustarle las cuentas al polaco Duda
Dean Mouhtaropoulos Getty Images

El noruego Magnus Carlsen, campeón mundial de ajedrez, fracasó en su intento de tomarse el desquite ante el polaco Jan-Krzysztof Duda en la sexta ronda del torneo Tata Steel de Wijk Aan Zee (Países Bajos) y su quinto empate consecutivo permitió al sueco Nils Grandelius mantener el liderato.

Con 4 de 6 puntos posibles y por el margen más estrecho, medio punto, Grandelius sigue al frente de la tabla por delante de un sexteto formado por Carlsen, el estadounidense Fabiano Caruana (defensor del título), el indio Pentala Harikrishna, el iraní Alireza Firouzja y los holandeses Jorden Van Foreest (verdugo del español David Antón en esta ronda) y Anish Giri.

Carlsen le tenía ganas a Duda, el hombre que en octubre pasado cortó su larga racha de partidas sin perder, en una Caro-Kann con blancas, de enroques opuestos, que acabó en 63 movimientos.

El campeón del mundo llevaba entonces 125 partidas sin derrotas en ajedrez clásico hasta que, el 10 de octubre pasado, después de dos años, dos meses y diez días invicto, el joven polaco le venció en el torneo Norway Chess. Su derrota anterior databa del 31 de julio de 2018, contra el azerbaiyano Shakhriyar Mamedyarov.

Pero Duda tampoco esta vez se amilanó ante el campeón del mundo. Eligió esta vez una apertura italiana y, pese a estar muy apurado de tiempo para llegar al primer control, no cometió errores y la partida acabó en tablas, el quinto empate consecutivo de Carlsen, que dejó escapar algunas opciones al jugar rápido para meter más presión con el tiempo a su rival.

Cuando todos los demás habían acabado, el choque entre el líder, Nils Grandelius, y el defensor del título, Fabiano Caruana, se demoraba, en una siciliana de final igualado con torre, dos peones y alfil de distinto color por bando.

Caruano alargó la lucha con la esperanza de que Grandelius, que estaba abajo en el reloj, cometiera un error, pero el sueco, que perdió un peón, no perdió la compostura. A punto de cumplirse las seis horas de juego, se firmó el armisticio.

El español David Antón, ganador, el año pasado, de la segunda división del torneo -por eso está aquí-, encajó su segunda derrota. Al holandés Jorden Van Foreest, que jugaba con blancas, le bastó con agudizar las debilidades de las negras, que cometieron el error de dejar sin juego a una de sus torres. En una posición perdida, Antón precipitó su derrota instantánea al dejarse un alfil.

La otra victoria de la sexta ronda fue para el iraní Alireza Firouzja, que parece enderezar su dubitativo rumbo del comienzo del torneo. El alemán Alexander Donchenko sucumbió con blancas en un gambito de dama. Las negras avanzaron con dos peones libres en el flanco de dama.

Terminaron en tablas las partidas Maxime Vachier-Lagrave (Francia)-Aryan Tari (Noruega), Harikrishna-Radoslaw Wojtaksek (Polonia) y Andrey Esipenko (RUS)-Giri.