CET

BALONMANO | MUNDIAL

España y Alemania disputan un partido de alto voltaje

Para los Hispanos, la victoria supondría un paso decisivo para los cuartos de final; pata los alemanes, evitarse la eliminación anticipada

"No pasarán", gesticula Giardiola, el eje de la defensa española ante Alemania,

EI borrón de la primera jornada ante Brasil (empate) ha desencadenado una serie de finales consecutivas para España en esa pelea por entrar en los cuartos de final. Hoy toca Alemania (20:30, Teledeporte), al borde de la eliminación si no gana, casi como estaba Túnez el martes. Para los dos últimas selecciones campeonas de Europa (Alemania en 2016 y España en 2018 y 2020) el de esta noche es un choque de alto voltaje.

“Nosotros sabemos que una victoria hoy es definitiva para la clasificación para los cuartos de final, y nos quitaríamos un rival directo”, advierte Joan Cañellas, que defendió al Hamburgo y al Kiel.

Gedeón Guardiola es el único de los Hispanos que milita en el campeonato alemán, el eje de la defensa española de la que el seleccionador alemán, Alfred Gislason, destaca que “en los últimos años es la más efectiva en todos los campeonatos”. “Esta Alemania es diferente a la que conocemos en la Selección, porque tiene muchas ausencias voluntarias de hombres importantes; por una parte la debilita y por otro tiene a su favor el factor sorpresa que complica al jugar contra ella”, apunta el alicantino, ahora en las filas del Lemgo tras años de éxitos en el Rhein Neckar Lowen.

“Nos lo van a poner muy difícil, porque es una selección grande y potente, también con unos porteros que ocupan mucho espacio, aunque Heinevetter es saltarín. Les conozco bien a todos, así que con la información de los entrenadores y la mía espero que no nos sorprendan”, asegura el pivote defensivo español, consciente de que de su actuación va a depender en gran parte las opciones españolas, que presenta un balance positivo ante los teutones: 34 victorias por 25 derrotas y cinco empates.

Bitter, el portero alemán, aseguraba ayer que “perder frente a Hungría nos coloca en la obligación de ganar a España, una tarea complicada a la que Alemania no puede renunciar sabiendo qué tipo de rival toca esta noche”.

Para Gislason, que anuncia cambios en el equipo respecto a los que cayeron ante Hungría, no tiene inconveniente en calificar a España como un equipo “en el que los veteranos saben en todo momento cómo encarar el partido; su lectura del juego es siempre correcta”, sentencia Alfred Gilason, islandés que como jugador actuó dos temporadas en el Bidasoa de Irún en la época dorada con la que ganó una Copa del Rey.

“Nosotros tenemos que pensar en nuestro juego, en que la defensa nos vuelva a dar esos balones de contraataque, que marquen la diferencia”, expone Guardiola, que no tiene reparo en recordar que jugadores “como Pekeler o Wiencek, que eran el centro de la defensa alemana, se notarían en cualquier selección; pero es un país con muchos jugadores para elegir”.

Además, españoles y alemanes cierran la jornada, y ya conocerán los resultados de Polonia (ante Uruguay) y del Brasil-Hungría. Y si los magiares vencen, el choque es definitivo para los alemanes, a los que sólo les valdría ganar.