BALONMANO | MUNDIAL

No hay quien pare a Mvumbi

El pivote de la República Democrática del Congo, fue de los más destacados de su país ante la potente Dinamarca. Suma ocho tantos en nueve lanzamientos.

En su debut en el Mundial, el pasado viernes ante Argentina, Gauthier Mvumbi Thierry dio que hablar. El pivote de la República Democrática del Congo, que causó sensación por su voluminoso físico en la derrota Argentina y por sus cuatro tantos, volvió a dejar buenas impresiones nada más y nada menos que ante la vigente campeona olímpica y del mundo, Dinamarca, una de las grandes favoritas a repetir oro en la cita mundialista de Egipto.

Como es obvio, los daneses ganaron con mucha comodidad (39-19), pero Mvumbi volvió a dar muestras de su calidad: cuatro goles en cinco lanzamientos. Ante Argentina, marcó los cuatro disparos que realizó. Por lo tanto, lleva ocho dianas en nueve lanzamientos: casi un 89% de efectividad. Unos números brillantes en un Mundial. "Nunca pensé que viviría esto, así que tengo que aprovecharlo al máximo. Mi objetivo es divertirme, dar lo mejor de mí", dijo recientemente Mvumbi tras ser denominado por numerosos medios internacionales como "primer gran nombre del Mundial 2021". Más allá del físico, que según los datos oficiales son de 110 kilos y 1,92m de altura a sus 26 años, Mvumbi está demostrando ser un pívot cuanto menos aceptable.

Mvumbi ante Dinamarca

Bien es cierto que Argentina, el primer día, y Dinamarca, en la segunda jornada, poco pueden hacer para frenarle. Una vez se hace hueco en la línea del pivote, los defensores rivales prácticamente ni se acercan. Todo queda en la suerte y los reflejos del portero. Tras anotar, Mvumbi intenta volver lo más rápido al banquillo para el cambio ataque-defensa. Si no le da tiempo, es él mismo el que genera la falta en campo propio para frenar el juego y salirse.

Juega en el Dreux AC, de la Nationale 2 de Francia (4ª división francesa), y estos días llamó hasta la atención de Shaquille O'Neall, el histórico jugador de la NBA cuyo físico también era intimidador. "El Shaq del balonmano", apostilló. Y es que El Gigante, como se autodenomina Mvumbi, tendrá el martes a las 18:00h una gran final ante Bahréin: la selección que gane, pasará a la siguiente ronda. Si hay empate, avanza Bahréin. Mvumbi no lo pondrá fácil.