OLIMPISMO

El proyecto FER sueña con Tokio

La Fundación Trinidad Alfonso, impulsora del proyecto, hizo balance de 2020 y dio su apoyo a los deportistas valencianos de cara a la cita olímpica.

Los deportistas valencianos, junto a Elena Tejedor, directora de la FTA.
FTA

Por cuarto año consecutivo, la Fundación Trinidad Alfonso celebró ayer en EDEM Marina de Empresas un homenaje a algunos de los componentes del Proyecto FER, programa que impulsa la propia Fundación, entidad que preside Juan Roig, y que concede apoyo económico y promoción a algunos de los mejores deportistas de la Comunitat Valenciana. En total, en esta ocasión han sido 18 los atletas que han participado en el evento; si bien, tal y como ha señalado Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, este acto de reconocimiento iba a dirigido “a todos y cada uno de los 142 integrantes del FER 2020 por haber simbolizado un mensaje de resistencia, respuesta y rebeldía ante las adversidades sufridas durante este año tan complicado”. Sin embargo, en tiempos de pandemia, el aforo ha quedado reducido a un número limitado de asistentes.

Entre los 18 deportistas reconocidos y partícipes en el evento, han estado presentes el atleta Pablo Torrijos, el boxeador José Quiles, y los ciclistas Sebastián Mora y Ricardo Ten (paralímpico). Los cuatro pudieron competir a principios de 2020, antes de que la pandemia del Covid-19 estallara con toda su crudeza, y obtuvieron brillantes resultados en grandes eventos nacionales e internacionales. Torrijos, Quiles y Mora ya se han asegurado su billete para Tokio. Ellos serán los primeros atletas del Proyecto FER garantizados en la cita olímpica. Ten, por su parte, está virtualmente clasificado.

Otros de los deportistas presentes en el acto atesoran muchas opciones de disputar los Juegos de Tokio. Son Pablo Herrera (voley-playa), Julia Figueroa (judo), Eusebio Cáceres (atletismo), Polina Berezina (gimnasia rítmica), Lidón Muñoz (natación), o José Antonio Marí y Sergio Martos (natación adaptada).

También han recibido su merecido homenaje deportistas más jóvenes con un prometedor futuro: el triatleta Roberto Sánchez Mantecón, los atletas Jorge Dávila, Enrique Llopis y Claudia Conte; el jugador de rugby Darío Porta, miembro de Les Abelles, equipo que en octubre ascendió a División de Honor; y Lorena Segura, jugadora del Valencia Basket.

Tejedor quiso mandar un mensaje de “optimismo e ilusión con la amplia delegación de deportistas FER que asistiréis a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio” y terminó pidiéndoles a los deportistas del Proyecto un esfuerzo “para ser ejemplares estos días”. “Demostrad que el deporte es la solución, reivindicándolo y practicándolo”, dijo.

El acto contó con dos ilustres intervenciones: la de Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, y la de Paloma del Río, una de las periodistas nacionales más reconocidas y más vinculadas al seguimiento de los Juegos Olímpicos. Además, todos los asistentes (los propios deportistas, los ReFERentes, directivos de las algunas federaciones deportivas valencianas, algunos exponentes de FER Entrenadores, representantes de clubes valencianos y periodistas que cubrían el evento) han elegido al mejor deportista FER de 2020. En esta ocasión, el galardón ha correspondido al nadador paralímpico valenciano Sergio Martos.

Bajo el eslogan A FER punyetes, 2020 (A hacer puñetas, 2020), la Fundación Trinidad Alfonso y el Proyecto FER han mostrado el deseo de superar este 2020 de dificultades y han transmitido un mensaje de esperanza de que 2021 será mucho mejor. Elena Tejedor, mientras, ha querido rescatar y poner en valor también lo positivo que ha tenido el año que termina: “Durante el confinamiento no parasteis, seguisteis con vuestros entrenamientos en vuestras casas en un ejercicio de resistencia, ejemplaridad, adaptación a las circunstancias y rebeldía ante el nuevo y difícil escenario planteado. Y aunque realmente, el año 2020 nos ha puesto a prueba a todos, sin excepción y no guardaremos un grato recuerdo de él, de ahí el “A FER punyetes”, creo que también ha traído muchas cosas buenas: la Copa del Mundo de Triatlón en València, el ascenso de Les Abelles o las becas Enervit que han hecho que el proyecto crezca”, aseguró la directora de la Fundación. El nuevo año trae una cita olímpica y con cuatro atletas garantizados, el sueño del Proyecto FER para el nuevo año pasa por el resto para aumentar la presencia en Tokio.