NATACIÓN

Cuartos Juegos para Mireia

La nadadora de la UCAM reaparece y logra la mínima, junto a su compañera de equipo Jimena Pérez, por lo que acudirá a Tokio.

Mireia Belmonte.
ANGEL SANCHEZ

En Pekín 2008 apenas tenía 17 años y no pasó de las eliminatorias. Una experiencia que impulsó a Mireia Belmonte, que en Londres 2012 no se inmutó cuando en la primera final quedó octava. En esos segundos Juegos logró dos platas, subir un escalón mundial, colocarse en la cúspide del deporte español. En Río 2016 preparó la cita a conciencia y cumplió su sueño. Ganó el oro en los 200 mariposa y un bronce en los 400 estilos. Y, en Tokio, con 30 años, vivirá sus cuartos Juegos Olímpicos ya de manera oficial.

La badalonesa cumplió en los 1.500 libre, una prueba que debuta en esta cita japonesa en el programa femenino. Acostumbrada a nadar multitud de kilómetros en sus entrenamientos, Mireia logró con suficiencia nadar por debajo de la mínima, con un tiempo de 16:05.02. Aunque su preparación se vio interrumpida primero por la pandemia y luego por sus problemas inguinales, la española estará en Tokio y dispone de ocho meses más para recuperar su mejor nivel.

La prueba estuvo comandada por Jimena Pérez hasta los últimos 300 metros, cuando Mireia cogió la cabeza de la prueba. La madrileña, también entrenada por Fred Vergnoux, logró la mínima al llegar muy cerca de Mireia, con un tiempo de 16:08.70. "No ha sido fácil conseguir esta mínima porque apenas llevo dos o tres semanas entrenando bien y encima en altura. Me esperaba conseguir la mínima pero de una manera muy justa, y finalmente he hecho un buen tiempo", comentó a AS Mireia.

"Llevo poco entrenamiento por eso no me he inscrito a las pruebas de estilos y de mariposa, porque apenas he podido prepararlo. Ahora quiero conseguir la mínima en el 800 libre y después ya prepararé en el Open las otras", explicó la badalonesa, que este domingo intentará conseguir la mínima en la otra prueba de fondo. "Ha sido un periodo duro, de mucho contratiempos, pero espero ahora poder recuperar el entrenamiento". Y así Mireia vivirá sus cuartos Juegos.