NATACIÓN

Pons y Vall, a ritmo de Juegos

Son los dos únicos nadadores que lograron un tiempo por debajo de la mínima en las eliminatorias, pero deben ratificarlo por la tarde en la final.

Pons y Vall.

La primera jornada de eliminatorias del Trofeo Internacional de Castalia dejó a dos nadadores con un pie en los Juegos Olímpicos de Tokio. Jessica Vall y Joan Lluís Pons, en plena forma como ya demostraron en el Open de Invierno hace dos semanas, lograron nadar por debajo de la mínima olímpica requerida por la dirección técnica en las pruebas de 200 braza y 400 estilos respectivamente. Para sellar el billete deberán repetir esta tarde en las finales.

Vall logró un tiempo de 2:25.28, tres décimas por debajo del tope. La barcelonesa es un metrónomo en el agua y se muestra fiable, siempre por debajo de esos 2:25.50 que determina la clasificación. Además cuenta con una rival de altura, que le exige, como es Marina García, que esta tarde también tendrá opciones de conseguir la mínima al nadar muy cerca (2:25.82).

El de Sóller, Pons, en cambio no tiene nadie que le siga los talones en unos 400 estilos que domina con mano de hierro. Pero no le hace falta para acercarse a su récord de España, que seguro amenazará de nuevo esta tarde. Por la mañana hizo 4:15.55. El finalista en Río 2016 y cuarto del mundo en Gwangju 2019 puede clasificarse para unos Juegos en los que sueña con mejorar su puesto en la última final olímpica.

Mireia se rodó en los 400 libre a la espera del 1.500 de la tarde

También debutó Mireia Belmonte en los 400 libre, una de las pruebas habituales de su programa. La badalonesa se metió segunda en la final con 4:15.03, por detrás de la jovencísima Paula Juste, con 4:14.84. La nadadora de la UCAM tendrá esta tarde la serie rápida de los 1.500 libre. Ella y su compañera Jimena Pérez buscan una mínima que está en 16:32.04.

En los 50 libre la victoria en las eliminatorias fue para Juan Segura (22.69), que intenta alcanzar una mínima muy cara. Lidón Muñoz obtuvo 25.45, pero necesita en la final bajar de esos 25 segundos y acercarse a su récord de España. También se quedó cerca África Zamorano en los 100 espalda, con un tiempo de 1:00.86, mientras que Hugo González pasó primero a la final con 54.17 pero lejos del tope.

Sin Mireia Belmonte ya en los 200 estilos, Catalina Corró pasó primera a la final con un tiempo de 2:15.64, mientras que Fran Arévalo también tocó primero en los 200 libre (1:49.23). La mínima es, eso sí, una utopía, pues para ella hay que batir el récord de España con creces. En los 200 braza masculinos, Álex Castejón fue el más rápido con 2:13.00 y Bea Gómez en los 200 libre, con 2:02.97, al igual que Alberto Lozano en los 100 mariposa (53.68).