PREMIOS AS DEL DEPORTE 2020

La alfombra roja más diferente

Los Premios AS del Deporte 2020, marcados por las medidas de seguridad contra la COVID-19. Casillas y Nadal, viejos conocidos, pudieron ponerse al día.

Relaño, Unzué, Casillas, Guillén, Nadal, Iker Martínez, Alejandro Martínez Peón y Mati Martínez.
DIARIO AS

Los Premios AS tuvieron esta vez un sabor diferente, como todo lo que ocurre desde hace meses. Sólo con mirar la lista de invitados, se aprecia la diferencia: de los 350 del 2019 a los 42 de 2020. Esta vez la prioridad en el Teatro Real de Madrid fue la salud, lo más importante en los días que corren.

Con la salud de todos los presentes garantizada (se pasaron pruebas de antígenos previas y las mascarillas fueron obligatorias en todo momento), el objetivo fue reconocer el mérito de todos los premiados. Raquel Carrera, Premio Promesa, fue la primera en llegar. Más de dos horas de adelanto. Después, fue el turno de Eusebio Unzué y Pablo Lastras, del Movistar Team. Vicente Jiménez, director de AS, les recibió en el photocall, recordando los tiempos de Miguel Indurain en los que ambos compartieron anécdotas y memorias.

Lo más enriquecedor del deporte es mezclar modalidades tan diferentes como la vela y el ciclismo. Mar o carretera, poco importa cuando se juntan los deportistas. Ambos comparten el afán de superación. En ese sentido, Pablo Lastras e Iker Martínez charlaron amistosamente de cómo ha afectado la pandemia a sus distintas modalidades. El regatista, que compartió premio con Mati Martínez, se interesó más tarde por el día a día del fútbol femenino, a la vez que la jugadora del Albacete le preguntaba por las aventuras que ha vivido en el mar.

Quien también llegó con tiempo fue Iker Casillas. La leyenda del Real Madrid y la Selección aprovechó para recordar sus vivencias como profesional. Saludó afectuosamente a Alfredo Relaño y ambos charlaron sobre los mejores momentos de Iker en la portería.

Todos los invitados pasaron por la alfombra roja y atendieron a AStv, aunque esta vez no hubo cóctel previo ni posterior. El objetivo principal fue que nadie se bajara su mascarilla en ningún momento, a excepción de los premiados durante los segundos que duraba la foto individual, con las respectivas distancias de seguridad. La entrega de premios, por tanto, duró mucho menos que en ocasiones anteriores. El tiempo estrictamente necesario para que los invitados recogieran sus galardones y diesen un pequeño discurso.

Llegó Nada y foto de familia

El último en llegar fue Rafa Nadal, por culpa de un inoportuno atasco, algo frecuente en un día laborable en Madrid. Todos los premiados se realizaron la habitual foto protocolaria, aunque también la instantánea fue especial. Las mascarillas se mantuvieron y se respetó la distancia de seguridad. Un rompecabezas para los fotógrafos, aunque también una imagen para el recuerdo. Después de la instantánea de grupo, hubo un aparte entre Casillas y Nadal. Los dos han compartido iniciativas solidarias en el pasado y tuvieron la oportunidad de ponerse brevemente al día en los 20 metros que separaban alfombra roja y escenario.

Buen ambiente entre todos los deportistas pero, por encima de todo, un deseo: que estos premios se mantengan durante mucho tiempo pero que sea la última vez que en la foto las mascarillas les roben protagonismo a los deportistas...