BOXEO

Pablo Ibar: "Es muy difícil no poder ver a mi familia"

El sobrino de Urtain relató cómo sobrelleva la pandemia en una de las prisiones más masificadas de Florida a la espera de un juicio justo tras ser acusado de un triple asesinato.

El sobrino de Urtain Pablo Ibar habla por teléfono en la cárcel de Florida a la espera de un juicio justo para demostrar su inocencia tras ser condenado a cadena perpetua por un triple crimen en 1994.
Twitter @AsocPabloIbar

Pablo Ibar afronta una nueva larga espera en una cárcel de Florida a la espera de un juicio justo tras ser condenado a cadena perpetua (logró esquivar la pena de muerte) por un triple crimen ocurrido en 1994 sobre el que su familia mantiene que sigue siendo inocente tras la celebración de un juicio plagado de irregularidades.

Ibar, sobrino del mítico boxeador Urtain, se encuentra encerrado en una de las cárceles más masificadas de Florida y en la que se produjeron numerosos casos de contagios por coronavirus, tal y como denuncia la Asociación Pablo Ibar, que intenta dar visibilidad a la causa en busca de un juicio justo para Pablo.

Esta asociación ha difundido este lunes un vídeo de Ibar desde la prisión en la que relata cómo se encuentra después de no haber podido recibir visitas de familiares desde el pasado mes de marzo a causa de los protocolos para evitar contagios en el centro. "Yo estoy bien, bueno, más o menos bien. No puedo ver a mi familia, es muy difícil. No puedo estar en contacto con ellos pero por lo menos puedo hablar con mi mujer por teléfono. Me siento enfermo, pero por ese contacto le doy gracias a Dios. También estoy preocupado por todo el mundo allí en España, pero aquí no podemos tener visitas y la situación está mal también. Os mando un beso muy grande".

El drama de Pablo Ibar volverá a estar de actualidad esta semana con el estreno este próximo 4 de diciembre de la serie documental 'El Estado contra Pablo Ibar', que se emitirá en la plataforma HBO y que recopila los 25 años de caso judicial sobre Ibar, su paso por el corredor de la muerte y el último juicio celebrado hasta la fecha en Miami y en el que Ibar fue condenado a cadena perpetua, a la espera de que Ibar consiga testificar en otro nuevo proceso para defender su inocencia.