Barça Barça
29
FIN
25
THW Kiel THW Kiel

BALONMANO | CHAMPIONS

El Barça vuelve a derrotar al Kiel y sigue de pleno en Europa

Los de Pascual ganaron al potente Kiel una semana después de hacerlo en Alemania. Esta vez, trabajado triunfo en el Palau y pleno de victorias.

El Barça vuelve a derrotar al Kiel y sigue de pleno en Europa
FCB

El Barca ha sumado su séptima victoria en la Liga de Campeones de balonmano que le mantiene líder e invicto del grupo B al vencer al THW Kiel por 29-25 tras un encuentro muy igualado y que los catalanes rompieron en los últimos cinco minutos. El técnico del Kiel, Filip Jicha, cambió bastante su siete inicial con respecto al encuentro de la pasada semana colocando de salida al esloveno Miha Zarabec como central y procurando que el Barça no pudiese salir cómodo al contragolpe, pudiendo hacer solo uno en esta primera mitad.

El equilibrio fue total en los primeros veinte minutos destacando la actuación de los metas daneses de ambos equipos, Kevin Móller por el Barça (12 paradas) y Niklas Landin por el Kiel (11). Solo a partir del minuto 20 (8-8) el Barça abrió brecha (11-8). Jicha paró el partido, puso en pista a los jóvenes Oskar Sunnefeldt y Sven Erigh y le endosa un parcial de 1-4 a los azulgranas, equilibrando el choque (12-12, m.27).

El Barça llegaba a la segunda mitad con un tanto de ventaja (13-12) y el Kiel pasaba a una sorprendente defensa 'tres-tres' cambiando a 'cuatro-dos' abierto para cortar la línea de pase azulgrana y forzándole pérdidas de balón (14 hoy). Así del 14-12 (m.31) se pasaba a 14-15 tras un parcial de 0-3 tras un tanto de Weinhold. Los azulgrana aumentaron su velocidad en transición y N' Guessan y Mem avanzaban de nuevo a su equipo (20-18, m.41). Con 22-21 (m.46) Jicha optó por jugarlo todo a una carta con siete hombres en ataque sin portero y como pasó la pasada semana no le salió bien.

Möller siguió en su línea (acabó con 18 paradas), el joven central esloveno Domen Makuc, muy efectivo y marcando perfectamente el ritmo del partido, con Fábregas rompiendo la defensa germana, se abría de nuevo la brecha para el Barça (27-22, m.56) , que ya sería definitiva.