Atlético Valladolid Atlético Valladolid
32
FIN
34
Bidasoa Irún Bidasoa Irún

BALONMANO | LIGA ASOBAL

Recoletas se vació, pero no pudo impedir la victoria del Bidasoa

El Recoletas Atlético Valladolid hizo frente a muchas adversidades, pero no fue suficiente para superar al Bidasoa, que se lleva la victoria de Huerta del Rey.

Recoletas se vació, pero no pudo impedir la victoria del Bidasoa
@atlvalladolid Twitter

El Recoletas Atlético Valladolid se vació, hizo frente a muchas adversidades, como la baja de Turrado y Víctor Rodríguez o las limitaciones físicas de algunos jugadores, pero no pudo impedir que el Bidasoa se llevara la victoria en Huerta del Rey, en un partido que controló hasta prácticamente el final.

Los irundarras impusieron una gran intensidad desde el inicio, con una defensa organizada y bien culminada con Sierra que, añadido al acierto anotador de Kauldi Odriozola y De la Salud, les permitió establecer un parcial de 5-9 que obligó a David Pisonero a solicitar un tiempo muerto en el minuto 12. Pero el Bidasoa manejaba el tiempo del partido y controlaba prácticamente todas las facetas del juego, ante un Recoletas que notó, y mucho, la baja de Turrado en defensa y que no logró encontrarse cómodo en el plano ofensivo, salvo Adrián Fernández, que comandó el ataque local con sus penetraciones.

El Bidasoa no bajó los brazos y aprovechó cada jugada para mantener su renta, en los instantes finales de la primera mitad, con los potentes lanzamientos de Bartok, ante los que, ni la defensa local, ni el portero titular Carlos Calle pudieron hacer nada (15-19). La calidad de la plantilla vasca le permitía anotar en contraataque y en estático, por lo que los vallisoletanos no hallaban recompensa a su esfuerzo defensivo, ni a las variaciones que intentaba Pisonero para tratar de sorprender al Bidasoa, que se había convertido en una muralla infranqueable. Solicitó un nuevo receso, con el 18-24 en el marcador, para impedir que continuara aumentando la distancia visitante y, esta vez, trajo consigo la reacción del Recoletas, que hizo valer la velocidad y la veteranía de Adrián Fernández y Diego Camino para situarse a tres goles, obligando a Jacobo Cuétara a parar el tiempo.

La entrega, una de las señas de identidad de los vallisoletanos, les dio el impulso, que no podía dar la afición, para dejar la ventaja vasca en solo dos goles. La aparición de Sierra en el último minuto frenó la posibilidad de sacar, al menos, un punto, ya que el Bidasoa supo amarrar el triunfo (32-34).