BOXEO

Usyk, preparado para la guerra

Olek Usyk disputa este sábado su segunda pelea en el peso pesado. Se mide al inglés Dereck Chisoria en un combate que le medirá en la división.

Previa del Usyk vs Chisora.
Matchroom

Ha tardado, pero la segunda pelea de Olek Usyk (17-0, 13 KO) en el peso pesado ha llegado. El ucraniano, de 33 años, se enfrenta este sábado (en España se podrá ver en directo desde las 19:00 en DAZN) a Dereck Chisora (32-9, 23 KO). Un pleito que estaba programado para el primer trimestre del año, pero una lesión del ucraniano y la pandemia lo han postergado. El oro olímpico en Londres se tomó con cautela su ascenso al peso pesado tras unificar el crucero (hizo otro combate en ese peso antes), pero su camino en los grandes pesos no ha sido el esperado.

La carrera de Usyk en los últimos años ha estado marcada por las lesiones. Los púgiles con gran bagaje amateur disputó 350 peleas (solo 15 derrotas) suelen padecer al pasarse al boxeo rentado y buena cuenta de ello puede dar el ucraniano. En 2018 disputó tres peleas, la última ante Tony Bellew, pero en 2019 las dolencias solo le permitieron disputar un pleito. Fue su debut en el peso pesado. Ganó a Chazz Witherspoon y no notó demasiado el cambio. Él es un pesado 'pequeño', por lo que para pensar en grandes cotas debe medirse contra púgiles bastante más grande que él y con pegada.

Sin duda, Chisora es un gran examen. A su primera pelea en el nuevo peso, el ucraniano llegó con 97,5 kg a la báscula. Mientras, el inglés, frente a David Price en octubre de 2019, marcó 118 kilos. Habrá que esperar al viernes para conocer la diferencia exacta, pero sin duda la ventaja de tamaño para Chisora será clara. La velocidad de Usyk y su facilidad para cambiar el plano y golpear estará a examen. También su quijada. ¿Resistirá los bombazos de alguien tan pesado? Es una de las principales dudas que debe despejar para pasar al siguiente nivel. Aunque el ucraniano es favorito, ya que es mucho mejor boxísticamente, la incertidumbre es alta. El inglés acostumbra en armar batallas desde el primer minuto. La capacidad de Olek para salir de ahí y boxear sin riesgo será la clave. Usyk está preparado para su primera guerra en el peso pesado.