BELLATOR

Lima, a por la doble corona

Douglas Lima busca este jueves convertirse en el tercer luchador en Bellator en ser campeón simultáneo en dos divisiones. Se enfrenta a Gegard Mousasi.

Previa de Bellator 250: Mousasi vs Lima.
Lucas Noonan Bellator MMA

Con el paso de los años, los objetivos de los luchadores van cambiando. Cuando alguien logra un hito otros quieren imitarlo y eso está ocurriendo con los dobles campeones. En Bellator, Ryan Bader fue el primer monarca con dos coronas simultáneas en dos divisiones (semipesado y pesado). Le siguió Patricio 'Pitbull' Freire y ahora es Douglas Lima el que quiere entrar en ese selector club. El brasileño, de 32 años, es el actual campeón del peso welter y este jueves pelea, en Bellator 250, para hacerse con el cinturón del medio. Le espera el excampeón de la compañía Gegard Mousasi.

Lima está en el mejor momento de su carrera. Viene con una racha de tres victorias consecutivas, todas ellas en el torneo del peso welter de Bellator, el cual le coronó como campeón al derrotar a Rory McDonald en la final. Fue su segundo torneo en la compañía, pero ahora su poderío es mucho más alto. Cuando recibió la llamada de sus jefes no dudó y es que el título del peso medio está vacante. El campeón, Rafael Lovato Jr. lo tuvo que abandonar en febrero por unos problemas cerebrales que le han hecho retirarse. La pandemia retrasó todo, pero finalmente el peso medio volverá a tener rey este jueves.

Al brasileño le espera Gegard Mousasi, quien precisamente perdió el título del peso medio ante Lovato. Después, se enfrentó a Lyoto Machida, otro exUFC, para dirimir quién estaba en condiciones de reclamar una oportunidad titular. El neerlandés, nacido en Irán, es el favorito. Está habituado a la división y eso puede ser algo clave. Pese a ello, todo está muy igualado. Ambos se defienden bien en el striking (vía por el que han ganado más peleas) y en el suelo. Por tanto se espera una lucha explosiva en la que los fallos se penalicen al máximo. Mousasi tiene el reto de volver a ser campeón, Lima va a por el mas difícil todavía: ser doble campeón.