BM Guadalajara BM Guadalajara
24
FIN
28
Bidasoa Irún Bidasoa Irún

BALONMANO | LIGA ASOBAL

El Guadalaja no le puso fácil la quinta victoria al Bidasoa

Mantiene la racha el equipo vasco, que ha ganado todos los partidos ligueros que ha podido disputar hasta ahora

Rodrigo Salinas busca el pase a Aginagalde.
Rafael Martín

Es una lástima que la afición del Guadalajara no pudiera ver en la pista este encuentro de su equipo con el Bidasoa, y una pena porque el equipo de Mariano Ortega no tuvo el apoyo de su grada cuando tenía opciones de la sorpresa. Una lástima, porque al margen de otras consideraciones, fue un buen partido de los suyos; y una pena porque con ese aliento el Bidasoa tal vez hubiese tenido para seguir presumiendo de partido jugado, partido ganado: 24-28 (11-12).

Tienen merito los dos equipos porque una semana preparando el partido del sábado frente a un rival, y un día antes se encuentran juegan frente a otro y en otras condiciones, un choque aplazado de la octava jornada que en origen estaba reprogramado en noviembre (octava jornada). Tal vez ese cambio de última hora le influya menos a un equipo como el Bidasoa, más experto, bregado y con muchos mimbres; pero eso no es tan sencillo de superar para un equipo cuajado de juveniles, muchos jóvenes con algún veterano al lado, y aún así el Guadalajara tuvo desparpajo para plantarle cara al Bidasoa,

También es cierto que los vascos tenían bajas, y en la primera acción fe Bartok se quedaron sin él: saltó a tirar un penalti, que falló al estrellar el balón en la cara del portero, y expulsión de reglamento. Es decir, Salinas de único lateral zurdo todo el partido.

El Bidasoa tiene más opciones de marcar, más jugadores de sumar, bien en el plano colectivo (Serrano, Aginagalde), o tirando de acciones individuales (Azkue, Odriozola, Salinas), y por eso ganó, por talento, número de jugadores y experiencia. Pero aunque siempre mandó en el marcador, se encontró con varias reacciones locales que le evitaron relajarse para sumar su quinta victoria,