MMA

El gigante británico, dispuesto a pelear por primera vez

Martyn Ford, que saltó a la fama por su sorprendente transformación física (2,04 de altura y 160 kilos), está listo para combatir y "callar bocas".

Martyn Ford, el gigante británico, llega al octágono. Konfrontacja Sztuk Walki (KSW), la principal organización de artes marciales mixtas en Polonia y una de las principales en Europa, tiene contrato con Ford, que está dispuesto a pelear.

Cerca estuvo de hacerlo hace dos años, cuando se anunció que combatiría frente a Sajad Gharibi, el 'Hulk iraní'. Dicho combate finalmente no se llevó a cabo, y el debut de Ford sigue haciéndose de rogar. De entre sus posibles rivales, el que suena con más fuerza es Mariusz Pudzianowski, otro gigante como el británico. 

Ford saltó a la fama hace unos años por su sorprendente transformación física. Jugador de cricket frustrado a causa de las lesiones, decidió hacer borrón y cuenta nueva para dedicarse al bodybuildingSu tamaño desmesurado (2,04 de altura, 160 kilos y 55 centímetros de bíceps) también le ha proporcionado varios papeles en el cine y ahora puede dar sus pinitos en las peleas. En la actualidad compagina su labor en Ignite Nutrition, empresa de su propiedad muy relacionada con el mundo del fitness, con diferentes papeles en el cine y series de televisión (Kingsman, Final score, Redcon-1, Undisputed 4, Blood drive, o Viking Destiny) compartiendo reparto con Dave Batista, Colin Firth, Channing Tatum o Pierce Brosnan, entre otros.

Y ahora también con su nueva faceta de luchador MMA, algo impensable cuando hace más o menos 15 años pesaba 76 kilos. Desde entonces, han sido muchas las horas de entrenamiento para lograr esculpir una figura que impresiona y que puede ser una de sus principales armas para doblegar a sus rivales. Está claro que el británico no lo tendrá fácil porque en el mundo del las artes marciales mixtas el tamaño no es determinante y su constitución puede jugarle una mala pasada. Aunque se está preparando a conciencia para estar a la altura y no defraudar.

"Tengo un contrato a largo plazo con KSW. Cerraré la boca a mucha gente. Hay mucho trabajo por hacer. Dije que lo haría y mucha gente lo dudaba. Ha habido muchos proyectos que han tenido prioridad para mí, pero ahora se ha firmado el contrato y la lucha es segura. Estad alerta", comentó el gigante.