BOXEO

Mairis Briedis releva a Usyk como el 'Ali' del peso crucero

Mairis Briedis derrotó por decisión mayoritaria a Yuniel Dorticos en la final de las World Boxing Super Series en el peso crucero. Es también nuevo monarca IBF.

Crónica del Briedis vs Dorticos: Final de las World Boxing Super Series.
World Boxing Super Series

Han tenido que pasar casi dos años para conocer al campeón de la segunda temporada de las World Boxing Super Series en el peso crucero. Los problemas económicos del torneo y la pandemia hicieron que hasta este sábado Mairis Briedis y Yuniel Dorticos no se pudiesen enfrentar. Los dos habían estado en la primera temporada, era su redención, pero solo el letón pudo lograrla. Se llevó el combate por decisión mayoritaria (117-111, 114-114 y 117-111), un resultado controvertido, ya que la pelea fue mucho más igualada de lo que se reflejó en dos de las cartulinas. Pudo ir para cualquier lado. Finalmente se decantó para Briedis, que sustituye a Olek Usyk como campeón del trofeo.

Sobre el papel el duelo iba a ser muy igualado y esa premisa se cumplió durante los doce asaltos. Briedis salió un poco más reservado. Estudió a Dorticos, quien desde el principio metió más ritmo. El cubano trabajó muy bien la zona de flotación desde el segundo round. Hasta el quinto los rounds fueron suyos, pero después el letón cambió el chip. Comenzó a contragolpear más, haciendo acciones largas y conectando buenos golpes, lo que provocó que Dorticos bajase un poco la intensidad. El ritmo le pasó factura y con el paso de los rounds se reflejó, pero hizo aun más bonito el combate.

Una vez mediada la pelea, las acciones ya estaban desatadas. Ambos cruzaban golpes. El volumen seguía siendo para el cubano, pero el letón era más práctico y con menos conseguía más. Así, fue conectando los mejores golpes. Los que más llamaban la atención, algo que acabó siendo clave. Briedis aparcó su oficio de policía para lograr la gloria y lo consiguió. Solo le faltó hacerlo ante su gente, ya que el pleito estaba previsto en Riga, pero al final se tuvo que hacer, sin gente, en Munich. No importó, porque viendo las puntuaciones de dos jueces fue el local. Pese a lo anecdótico, no desmereció su trabajo. Igualado, pero justo vencedor de la segunda temporada de las World Boxing Super Series y nuevo campeón IBF del crucero.