PIRAGÜISMO

Oriyés, Corbera, Jácome, Benavides y Cubelos-Peña, a la Copa del Mundo de Esprint

Todos consiguieron su clasificación para la cita en el selectivo nacional disputado en el campo de regatas de Verducio, en Pontevedra.

Oriyés, Corbera, Jácome, Benavides y Cubelos-Peña, a la Copa del Mundo de Esprint
Twitter: @RFEPiraguismo

Los palistas Juan Oriyés, en K1 200; María Corbera, Antía Jácome y Sete Benavides, en C1 200; y Paco Cubelos e Iñigo Peña, en K2 1.000 metros, han conseguido clasificarse para disputar la Copa del Mundo de piragüismo esprint 2020, que tendrá lugar del 24 al 27 de septiembre en Szeged (Hungría).

La segunda jornada del selectivo nacional, disputada en el campo de regatas de Verducido en Pontevedra para conformar la selección española que acudirá a la única cita internacional de la temporada, estuvo marcada por el viento que soplaba en Pontillón do Castro.

Oriyés, Corbera, Jácome, Benavides, Cubelos y Peña se suman a los clasificados el viernes Sara Ouzande y Lara Feijoo, también Paco Cubelos y Roi Rodríguez en K1 y Cayetano García y Adrián Sieiro en C2, a la espera de completar el equipo el domingo con las últimas regatas del test.

Los vigentes subcampeones mundiales de K2 1.000, el castellano-manchego Paco Cubelos (UCAM) y el vasco Iñigo Peña (Zumaia) -3m,11s.418- se impusieron a los gallegos del Kayak Tudense Albert Martí y Roi Rodríguez -3m.15s.127-. La pareja que logró clasificar esta embarcación para los JJOO de Tokio se asegura así el pase para la Copa del Mundo de Szeged.

"El comienzo de esta temporada ha sido muy bueno, ya estamos además en la parte final de este año; en tres semanas tenemos la Copa del Mundo y no podía haber empezado de mejor forma que con la victoria en el K1 y K2, con buenas sensaciones, incluso hoy, en un día un poco extraño en el que los compañeros nos lo han puesto muy difícil y con unas condiciones meteorológicas también complicadas, pero hemos sabido dar lo mejor de nosotros mismos y hacer nuestra mejor carrera para conseguir la victoria", explicó Cubelos.

La final A de K1 200 metros, con el campeón olímpico Cristian Toro en la línea de salida, venció el asturiano Juan Oriyés (Grupo Covadonga) -35s.501-, que no dio opción. A Toro le quedaba otra opción en el K1 500, al acabar cuarto -37s.108- por detrás de Enrique Ada (Aranjuez) -36s.332- y Carlos Borras (Náutico de Palma) -36s.688-.

En la sesión vespertina, Toro logró el pase a la final en dicha distancia junto a Pelayo Roza (Fluvial), Iago Monteagudo (Naval de Pontevedra), Enrique Adan y Adrián del Río (Aranjuez), Roi Rodríguez y Albert Martí (Kayak Tudense), Iván Fernández (Ría de Betanzos) y Blai Muñoz (Banyoles).

Para Oriyés lograr esta plaza para la Copa del Mundo "es una alegría tremenda" en una temporada "que se hace pesada. "Además, el 200 se hace duro peleando contra unos rivales tan fuertes, entre el campeón olímpico Cristian Toro. La clave estuvo en las primeras paladas, en la salida, porque en una distancia tan corta como arranques bien ya tienes mucha carrera hecha, se te hace más fácil. Con el viento que soplaba las cosas se complicaron, a mí se me salió la piragua del cepo. Tengo suerte de poder entrenar con un técnico como Miguel García, y es un orgullo hacerlo en un grupo en el que, además de otras compañeros, están Saúl Craviotto y Carlos Arévalo", explicó.

En C1 200 mujeres la madrileña María Corbera (Aranjuez) -47s.629- se impuso a su anterior compañera de embarcación en C2, la gallega Antía Jácome (Ciudad de Pontevedra), que fue segunda -48s.309- y a la júnior Antía Otero, del mismo equipo, -50s.180-. Corbera y Jácome obtienen plaza para competir en la Copa del Mundo.

El olímpico balear Sete Benavides (UCAM) certificó su plaza en Szeged al ganar en C1 200 -39s.822-, por delante del andaluz Cayetano García (Náutico de Sevilla) -40s.489- y del gallego Pablo Graña (Náutico Rodeira de Cangas) -41s.431-.