AJEDREZ

Carlsen sufre frente a Ding para llegar a la final con Nakamura

Un error del chino Ding Liren permitió al noruego Magnus Carlsen acceder a la gran final del circuito mundial de ajedrez que lleva su nombre, donde le espera Nakamura.

Carlsen sufre frente a Ding para llegar a la final con Nakamura

Un error del chino Ding Liren cuando tenía posición ganadora en la segunda partida "blitz" de desempate permitió al noruego Magnus Carlsen, sin esperar a un quinto "match", acceder a la gran final del circuito mundial de ajedrez que lleva su nombre, donde le espera, a partir del viernes, el estadounidense Hikaru Nakamura.

Ding saboreaba ya la victoria en la segunda partida relámpago. Tenía posición ganadora y más tiempo en el reloj que su rival. La eliminatoria parecía abocada a un quinto y decisivo encuentro, pero en ese momento se produjo el error fatal del chino: 32.h4 que permitía al desesperado Carlsen una fácil combinación ganadora.

Dos victorias aplastantes en los dos encuentros precedentes y el nuevo triunfo de hoy en la primera partida del cuarto, en un final de torres con peón de ventaja, produjeron un exceso de confianza en el campeón, que a partir de ahí sólo tuvo quebraderos de cabeza.

Ding recordó, de pronto, que es el número tres del mundo y Carlsen pareció olvidarlo. En la segunda partida, el noruego eligió con negras una defensa india de rey y fue presionado sin descanso por el Gran Maetro chino, que poco a poco fue restringiendo la posición negra.

Apurado de tiempo y en situación muy inferior, Carlsen no vio que Ding le daba jaque mate, todo un lujo frente al campeón mundial y un desenlace infrecuente en el ajedrez magistral, donde el abandono del jugador en situación desahuciada suele producirse mucho antes.

Con empate en el marcador y un Ding envalentonado, Carlsen se vio resignado a batirse por evitar la derrota en las partidas tercera y cuarta. Sólo su maestría defensiva le salvó en ambos casos, por lo que el "match" se fue al desempate en dos partidas relámpago (5 minutos por bando, con 3 segundos de incremento por jugada).

La primera "blitz", con Carlsen al mando de las blancas, no rompió el equilibrio: tablas por repetición en 33 jugadas. El desenlace del "match" y de la eliminatoria se produjo en la segunda.

El noruego, condenado a defenderse y presionado por el reloj, no acertaba a tomar la iniciativa, y cuando estaba en posición perdida volvió a imperar la máxima del ajedrez: gana quien comete el penúltimo error. Quien hace el último, pierde. Carlsen ganó su tercer "match", frente a uno de Ding, y se metió en la final.

A partir del viernes, Carlsen disputará el título del Magnus Carlsen Chess Tour a Hikaru Nakamura, número uno en el ránking mundial relámpago, que eliminó en semifinales por un contundente 3-0 al ruso Daniil Dubov, ayudante del noruego en los Mundiales.

Las eliminatorias se han jugado al mejor de cinco miniencuentros de 4 partidas de 15 minutos, con 10 segundos de incremento por jugada. La final será al mejor de siete encuentros de cuatro juegos y otorgará un premio de 140.000 dólares al vencedor.