PÁDEL | WPT

Lebrón y Galán se mantienen intratables en el Madrid Arena

Las semifinales de este sábado permiten revanchas en mujeres y hombres en el fin de los torneos sin púbico

Lebrón y Galán parecen imbatibles,
J.J. Guillén EFE

Juan Lebrón y Alejando Galán forman la única pareja del WPT que se ha clasificado para las cuatro semifinales de la temporada: perdieron el Master de Marbella, y han ganado las dos pruebas anteriores de Madrid; y si vencen el domingo igualarían la marca de tres triunfos consecutivos de Belasteguín y Lima en 2017, la última vez que con una tacada de tres. Pero para que eso pase deben ganar este sábado a Sanyo Gutiérrez y a Franco Stupaczuk, que parecen reaccionar tras sus malos torneos en Madrid. En realidad, las ocho parejas, entre hombres y mujeres que jueguen este sábado (Gol TV, 10:00) tienen muchas revanchas personales en disputa.

Por ejemplo, en las semifinales femeninas de un lado juegan las Gemelas Sánchez Alayeto, que hoy han logrando al fin su gran victoria de la temporada ante Marta Marrero y Paula Josemaría (4-6, 6-3 y 6-3), frente a Gemma Triay y Lucía Sainz, que siempre amagan con las victoria pero un día malo les pasa factura en cada torneo. La otra semifinal mide a las dos parejas que han ganado los torneos de Madrid: Alejandra Salazar y Ari Sanchez frente a Marta Ortega y Bea González. Es un partido digno de ver por el atractivo y agresividad de las cuatro.

En hombres, Paquito Navarro y Lima parecen más fiables que hace dos semanas. En cuartos han superado a Juan Martín y a Lucas Campagnalo: 6-2, 6-7 y 6-2. Es una pena que se jugase sin público porque algunas acciones de Juan Martín se palpan mejor en directo. Paco y Pablo se las verán con Chingotto y Tello, que siempre están, que cada torneo son más sólidios, y que pasaron como un rodillo por encima de Mati Díaz y Maxi Sánchez (6-4 y 6-1).

Sanyo y Stupaczuk no dieron tregua a Tapia y a Belasteguín, finalistas hace dos semanas, y en cuartos muy grises a lo largo de los dos sets: 6-4 y 6-2. Tendrán que pelear con Lebrón y Lima, y ya saben que subir la bola por encima de la cabeza es un suicidio, que fue lo que les pasó a Uri Botello y a Javi Ruiz en cuartos, que los globos defensivos eran ponerse delante del pelotón de fusilamiento ante la mejor pareja de lo que va de año: 6-3 y 6-3.

Esos son los encuentros de este sábado, del último torneo sin público, porque ya se venden las entradas para el de Valencia, la última semana de agosto en la Fuente de San Luis de Valencia, donde puede llegar perfilada la jerarquía del momento.