POLIDEPORTIVO

Stephen Soi se derrumba sobre la posible corrupción de Kenia

La delegación de Kenia fue acusada de desvío de fondos y corrupción en Río 2016. Soi fue uno de los jefes y ahora, en pleno juicio, rompió a llorar.

Stephen Soi se derrumba sobre la posible corrupción de Kenia
Agencias

En los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016, varios asuntos de corrupción salpicaron a la delegación de Kenia. Stephen Arap Soi, uno de los jefes de aquella expedición olímpica, fue acusado de robar más de 200.000 euros, entre otros escándalos de varios países africanos en el país sudamericano. Según la justicia keniana, el dinero fue entregado en su momento a Soi por la Federación de Atletismo para "pagar el alojamiento de los atletas kenianos y de los árbitros durante la estancia en los Juegos". También desaparecieron varios uniformes. En su avión de vuelta a Kenia, fue retenido por las autoridades. Ahora, sigue con el juicio.

“He servido en este país durante 38 años y durante 18 años fui entrenador de policía en las universidades de policía de GSU y Kiganjo. Al regresar de Río de Janeiro, me sorprendió que me recibieran los oficiales de DCI", dijo entre lágrimas mientras negaba todos los cargos de la acusación. Considera que todo "eran caza de brujas y hostigamiento de una persona mayor". Tal fue la cantidad de lloros y malestar que la magistrada permitió que la mujer de Soi se acercara a consolarle.

“Mi firma de autorización para el pago no está en los comprobantes de pago. Cuando se hicieron los pagos, estaba en Río. Los cargos son falsos y confusos, ya que no revelan ningún delito", añade. También se le acusa de vender boletos a otros pasajeros que en teoría eran para los atletas. Está acusado junto al ex secretario del gabinete deportivo Hassan Wario, el ex secretario principal Richard Ekai, Haron Komen, Francis Paul y Patrick Kimathi Nkabu. La audiencia continuará proximamente, según apunta Daily Nation.