WATERPOLO

Famera, un refuerzo de lujo para la Selección masculina

El defensor de boya eslovaco ya tiene el permiso de la FINA para ir con España y podría estrenarse a finales de este mes en un torneo en Italia.

Martín Famera.
Atlètic Barceloneta.

La Selección masculina de waterpolo, plata en los dos últimos Europeos y en el Mundial de 2019, tiene ahora un refuerzo de lujo para los Juegos Olímpicos de Tokio. Martín Famera, defensor de boya eslovaco que obtuvo la nacionalidad española a principios de año, ya tiene el permiso de la Federación Internacional de Natación (FINA) para ir con la Selección que entrena David Martín, por lo que ya es un jugador seleccionable.

Famera, que desde 2016 no juega con Eslovaquia y que acumula cuatro años jugando al máximo rendimiento en el Atlètic-Barceloneta, podría debutar en dos semanas en la vuelta a la competición después del parón por el COVID-19. España viajará a Ostia, Italia, para medirse a la selección anfitriona y a Montenegro en un pequeño torneo. “Es un refuerzo en una posición importante. Nos da peso, potencia, nado y tiene un buen lanzamiento. Pero se tendrá que ganar el puesto”, advierte el seleccionador.

La Selección prosigue con sus entrenamientos en el CAR de Sant Cugat mirando solo al presente, con la alerta por el desarrollo de la pandemia. Después del torneo en Italia, regresarán a Barcelona a entrenarse una semana más y tendrá vacaciones hasta la última semana de agosto, cuando de nuevo viajarán a Croacia para jugar otro torneo amistoso ante el combinado local y nuevamente Italia y Montenegro. Después, ya arrancarán las ligas con los clubes.