TRAIL RUNNING | DOCUMENTAL

El duelo generacional en el glaciar entre Pinsach y Soler: 'Aneto. La historia de un tiempo'

El Aneto sigue causando fascinación y si en juego hay un récord vigente desde hace casi 20 años más. Aquí, detalles del corto Aneto. La historia de un tiempo.

El duelo generacional en el glaciar entre Pinsach y Soler: 'Aneto. La historia de un tiempo'
Lymbus

El Aneto, con sus 3.404 metros, sigue causando fascinación entre montañeros y corredores. Si se trata de desafiar un récord vigente desde hace casi veinte años todavía más. Aneto. La historia de un tiempo relata el intento de Marc Pinsach en 2017 de batir del tirón el tiempo de ascenso y descenso del pico establecido por Quico Soler en 1998.

El corto documental, producido por Lymbus y disponible en Vimeo y Amazon Prime Video, viaja del mítico Maratón del Aneto al reto del presente y aprovecha para poner de manifiesto el retroceso del glaciar como consecuencia directa del cambio climático.

Un duelo en el tiempo.

 “Es un récord que tenía su gracia porque significaba competir contra otra generación. Suponía un desafío deportivo muy especial porque competía con un deportista que fue un atleta de referencia en su plenitud deportiva, Quico Soler”, explica el corredor Marc Pinsach.

Él y Quico Soler, poseedor del récord y ganador en tres ediciones de la carrera, son los protagonistas del relato. Sus diálogos permiten no sólo rememorar el récord y plantear el desafío para rebajarlo, sino que retrata además la evolución de las carreras de montaña.

Pinsach buscó la cima del Aneto resiguiendo la ruta de Coronas y partiendo desde Benasque, cubriendo un recorrido de 37,6 km y 2.250m. El corredor gerundense tenía como referencia el tiempo de ascenso que estableció Quico Soler en 1999 (llegó a la ante-cima en 2h21’11’) en la Nike Aneto X-Treme Marathon. Pinsach intentó atacar también el récord de ascenso y descenso que Soler estableció en 1998 en 3h52’14’’.

“Sabía que sería difícil hacer un descenso más rápido que el de Soler porque allí donde hace 20 años había nieve o hielo ahora casi no hay nada. El glaciar de Coronas apenas existe. Las condiciones en la montaña han cambiado, el retroceso del glaciar es enorme y es una prueba real y gráfica de cómo nos afecta el cambio climático”, recuerda.

Aneto. La historia de un tiempo. Pasado y presente. Y un récord en juego.