BOXEO

Pablo Ibar: "Tuve al juez en contra y vamos a demostrarlo"

El sobrino del boxeador Urtain denuncia el posible riesgo del coronavirus en la cárcel y volvió a defender su inocencia en un triple crimen ocurrido en 1994.

Pablo Ibar habla por teléfono con mascarilla en la cárcel de Estados Unidos donde está preso tras ser condenado a cadena perpetua.
Asociación Pablo Ibar

Pablo Ibar sigue luchando desde la prisión de Okeechobe por defender su absoluta inocencia del triple crimen cometido en Miramar en 1994, por el que fue condenado a cadena perpetua por un jurado popular después de que la policía local afirmase que era Ibar quien aparecía en un vídeo grabado en la escena del crimen en alusión a un rostro de origen latino. El sobrino del boxeador Urtain también quiso hablar sobre esta decisión y del riesgo ante el coronavirus en la cárcel en un vídeo difundido por la Asociación Pablo Ibar.

Ibar manifestó el riesgo de contraer el coronavirus en la cárcel. Pese a reconocer que no ha tenido problemas en este aspecto, denuncia el riesgo al que se exponen los presos en el recinto dado que Estados Unidos tiene la tasa más alta de contagios y de muertes en todo el mundo. Ibar lleva mascarilla la mayor parte del rato en un módulo en el que permanecen recluidas 200 personas. "Cuando slaimos al patio o vamos a cener siempre tenemos que llevar las mascarillas. También cuando hablamos por teléfono. Aquí dentro estamos pasando lo mismo que fuera de la cárcel", manifestó.

El sobrino de Urtain también aprovechó para defender de nuevo su inocencia sobre el triple crimen que tuvo lugar en 1994 que le ha hecho afrontar 26 años de juicios y de privación de libertad y que le ha tenido 16 años en el corredorr de la muerte. Ibar califica de 'injusto' el veredicto y ataca con dureza al juez Dennis Bradley, quien no se mostró imparcial durante la vista. "Al juez le tuve en contra. Y vamos a demostrarlo. Pensaba que íbamos a celebrar mi libertad, mi inocencia, y no pensaba escuchar la palabra 'culpable'".

De hecho, los abogados de Ibar mostraron cuantiosas pruebas para demostrar que Ibar no estuvo en la escena del crimen esa noche aunque el juez Bailey impidió que el jurado pudiera tener acceso a las mismas, y decantando el veredicto hacia la culpabilidad de Pablo Ibar. "No puedo creer que después de tantos años y tantos juicios el resultdo fuera ese. Vamos a demostrar que el juez estaba en mi contra. Sé que tarde o temprano la verdad debe salir. Ni mi familia ni yo merecemos esto".

Por esta razón Ibar pide que la gente le siga apoyando. "A toda la gente que me ha apoyado y ayudado durante este tiempotan difícil que no se olviden de mí, de esta causa, de esta injusticia. Perdimos otra batalla, pero seguimos adelante. Y sé que juntos podemos hacer algo". La defensa de Ibar está esperando las transcripciones del proceso judicial y, una vez que las tenga, diseñarán la línea para demostrar que el juez Dennis Bailey incurrió en graves irregularidades en el juicio para que el jurado declarase culpable a Ibar, quien mantiene la esperanza desde la cárcel en medio de otro riesgo como el coronavirus.