FÚTBOL SALA

Ricardinho y el triste final tras siete años gloriosos

El portugués tuvo hoy su último partido con el Movistar. Pidió no jugar antes del playoff aunque renunció a rescindir el contrato. Ganó cinco balones de oro en el club.

Tras la disputa de la final ante Valdepeñas, Ricardinho pone fin a siete años gloriosos en el Inter Movistar que terminan de una manera que parecía poco probable. Lo hace con un título, su sexta Liga, pero seguramente la más amarga. El portugués, que en las pasadas navidades hizo público su fichaje por el ACCS de París, tuvo una serie de desencuentros con el club durante el confinamiento que terminaron por provocar una salida poco agradable para un jugador que desde su estancia en el club, al que llegó en 2013, ha logrado cinco balones de oro de los seis que tiene en su palmarés, además de otros hitos y conquistas como cinco Ligas consecutivas (seis en total tras esta última) y dos Champions.

El ERTE que realizó el Movistar tras el parón de la competición, el cruce de declaraciones y reproches con personalidades del club… en resumen, una serie de acontecimientos que empañan el adiós de uno de los grandes jugadores de toda la historia del fútbol sala. Antes de acudir a Málaga, pidió al club no jugar el playoff. Al ser parte de la plantilla, viajó, se concentró, entrenó y se cambió antes de los partidos, como uno más, pero conocedor de que su último partido con esa camiseta ya lo había jugado. Las relaciones con el club desde el último año y medio no fueron las mejores, y ahora se marcha, pero deja un legado a nivel de títulos, exhibiciones e incluso numerosas ovaciones en pistas de máxima rivalidad y estando en algunas casos hasta más de una hora firmando autógrafos y haciendose fotos.

En el club la actuación que hizo Gadeia, que abandonó el equipo justo antes del playoff, la consideran ejemplar para una situación así, ya que rescindió su contrato sin tener que aguantar hasta el 30 de junio. De esta forma, cerró su segunda etapa en el club de Torrejón y la próxima campaña jugará en el Kairat de Kazajistán. Es una de las nueve bajas del Movistar respecto al inicio de temporada: dos se fueron en invierno (Solano a Cartagena y Marcel a ElPozo) y este verano serán siete las despedidas: Ricardinho, el capitán Carlos Ortiz y Humberto al ACCS París, Elisandro al San Giuseppe italiano, Bebe a Cartagena, Marlon a Palma y la mencionada de Gadeia. Antes del 10 de julio el club espera anunciar todos los nuevos fichajes (ya están todo firmados) de cara a la temporada 2020/2021, en la que volverán a la Champions tras un año de ausencia.