POLIDEPORTIVO

Protesta global contra el racismo por la muerte de Floyd

La NBA, el tenis y el fútbol encabezan la condena del deporte contra el racismo tras la muerte de George Floyd a manos de un policía en Minneapolis.

El exjugador de la NBA Stephen Jackson, amigo de Floyd, durante las protestas en Minneapolis.
Stephen Maturen AFP

La muerte violenta de George Floyd a manos de un policía el pasado jueves en Minneapolis provocó un torrente de protestas y reacciones que empezó en Estados Unidos y se extendió después por todo el mundo, que clama contra el racismo. El agente Derek Chauvin, que fue detenido y acusado cuatro días después, inmovilizó al afroamericano de 46 años apretándole el cuello con la rodilla izquierda mientras este se asfixiaba y pedía que le soltara. Fue reducido por pagar con un billete presuntamente falso de 20 dólares en una tienda y aunque la Policía asegura que se resistió, los vídeos grabados por varios transeúntes demuestran lo contrario.

La indignación se extendió por todo el país y las manifestaciones alcanzaron su cénit el domingo en más de 100 ciudades, con indecentes que ocasionaron al menos una decena de muertes. Los comentarios del presidente, Donald Trump, acerca de los disturbios ("Si empieza el saqueo, comienza el tiroteo"), no hicieron más que avivar el fuego y las reyertas llegaron en Washington hasta la Casa Blanca, lo que provocó el encierro en el búnker del líder republicano, que ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en 20 estados.

“Me posiciono con aquellos que se levantan. Ya hemos tenido bastante”

Michael Jordan

Todos los ámbitos de la sociedad se movilizaron para exigir justicia. También del deporte, con la NBA como estandarte, una liga con un 75% de jugadores negros y cuya dirección tiene una marcada línea progresista. LeBron James, estrella de los Lakers, publicó un fotomontaje en Instagram en el que viste una camiseta con el lema I can't breathe (No puedo respirar), palabras que pronunció Floyd (exjugador de baloncesto) antes de morir. Jayleen Brown (Celtics) condujo 15 horas para incorporarse a una marcha en Atlanta. Y Michael Jordan, a quien a menudo se le reprocha su falta de compromiso social, publicó un sentido comunicado de repulsa. "Estoy profundamente triste, verdaderamente dolido y claramente furioso. Veo y siento el dolor, la indignación y la frustración de todos. Me posiciono con aquellos que se han levantado contra ese racismo arraigado y violencia contra la gente de nuestro color en este país. Ya hemos tenido bastante", escribió el legendario jugador. Pau Gasol compartió la icónica campaña de la marca que les patrocina a él y a Jordan, Nike, que cambió su habitual eslogan, Do it (Hazlo), por un Don’t do it (No lo hagas), en referencia al hecho de que no se puede "dar la espalda" ante el racismo. Como institución, la NBA envió un informe a las 30 franquicias y anunció ayer la creación de una comisión para luchar contra la segregación racial y defender los derechos de los jugadores de color. Un nuevo órgano con el que colaborarán entrenadores como Gregg Popovich, que valoró con dureza lo sucedido y atacó a Trump: "Es un idiota demente que se esconde en el sótano de la Casa Blanca". En contraste con la NBA está la reacción tibia de la NFL, el fútbol americano que apartó a Colin Kaepernick por su activismo en 2016, y de la NCAA universitaria.

Serena, Tiafoe, Coco Gauff y Auger-Aliassime, entre los indignados

Tenis

En el tenis también alzaron la voz figuras como Serena Williams, que se unió a la iniciativa impulsada por otro afroamericano, Frances Tiafoe, para decir "Basta". En un vídeo distribuido ayer, 30 tenistas, algunos ya en el retiro como James Blake, levantan las manos como gesto de solidaridad. La ATP y la WTA lo apoyaron. La joven promesa Coco Gauff (16 años) se preguntó en una publicación de TikTok "¿Soy la siguiente?". Y Felix Auger-Aliassime, de Canadá, uno de los países que hicieron declaraciones institucionales de condena, envió un mensaje de esperanza: "Espero que esto nos dirija un paso más cerca del trato igualitario en el mundo".

Varios jugadores pidieron justicia y el Liverpool guardó un minuto de silencio

Fútbol solidario

Fuera de EE UU, el fútbol condenó también el suceso de Minneapolis. La Bundesliga acaparó los focos. El capitán del Schalke, el estadounidense McKennie, lució un brazalete de apoyo a ­Floyd, y las celebraciones de los goles se convirtieron en reivindicaciones. Sancho y Achraf, del Dortmund, marcaron y mostraron camisetas con la frase 'Justicia para George Floyd'. En redes sociales, futbolistas como Mbappé, De Jong, Vinicius y Rashford postearon mensajes. "Las vidas negras importan", otro lema que publicó el brasileño del Madrid. También españoles como Borja Iglesias, que subió una foto con la palabra 'Racismo' tachada en rojo. En Inglaterra, el Liverpool guardó un minuto de silencio con los futbolistas arrodillados durante el entrenamiento en el centro del campo de Anfield.