CORONAVIRUS

Trump abre la frontera a Nadal y profesionales extranjeros

EE UU está cerrado, pero aplicará una exención para deportistas de "interés nacional": tenis, golf, NBA, hockey, béisbol... Muguruza, Ricky o Alonso, beneficiados.

Trump abre la frontera a Nadal y profesionales extranjeros
JOHANNES EISELE AFP

Sería inimaginable un US Open sin Rafa Nadal, el campeón del último torneo, o sin Novak Djokovic, el número uno del mundo. El español ha pasado el confinamiento por el COVID-19 en su casa de Porto Cristo (Mallorca). El serbio no estuvo muy lejos, en Marbella (Málaga). Mientras, el Grand Slam neoyorquino mantiene sus fechas, del 24 de agosto al 13 de septiembre, pero ahora mismo ninguno de ellos podría entrar en Estados Unidos por las restricciones en materia de viajes.

A los dos les salvará que reactivar el deporte profesional es una obsesión del presidente Donald Trump. Por eso, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés), a través de una orden firmada por su secretario, Chad Wolf, ha autorizado la entrada al país de deportistas profesionales. En el acta firmada por Wolf, se anuncia específicamente la apertura de interlocución con las ligas de béisbol (MLB), baloncesto (NBA), hockey (NHL), el tenis ATP y WTA y el golf (PGA) para “identificar a deportistas, personal esencial, directivos y entrenadores, cónyuges y personas dependientes que puedan estar cubiertas por esta exención”.

El coronavirus galopa por el país (casi 100.000 muertos reflejados en parte en una estremecedora portada de 'The New York Times' compuesta sólo por nombres de víctimas) y por eso la administración estadounidense decidió sellar el país. Una orden prohíbe el ingreso en territorio USA a cualquier persona que hubiera pasado los 14 días previos a su llegada en China, Irán, el área Schengen que abarca a casi toda Europa, Reino Unido e Irlanda. Con la modificación normativa, cualquier extranjero considerado “de interés nacional” tendrá vía libre.

“Los estadounidenses necesitan sus deportes, es hora de reabrir la economía y es hora de que nuestros atletas profesionales regresen a trabajar”, explicó el secretario de Seguridad Nacional. “Además de beneficios económicos de primer orden (...) los eventos profesionales en vivo proporcionan beneficios intangibles para el interés nacional, incluido el orgullo cívico y la unidad nacional”. explicó.

Garbiñe Muguruza, finalista en el pasado Abierto de Australia, es otra deportista que se beneficiaría de esta medida (vive en Suiza). O Fernando Alonso, que vio cómo las 500 Millas de Indianápolis pasaban del 24 de mayo al 23 de agosto.También Ricky Rubio, que decidió dejar Phoenix para venir a España con su familia. Sin embargo, otros españoles de la NBA a los que el parón les cogió en EE UU, siguen allí. Los hermanos Hernangómez están juntos en Charlotte. Marc Gasol y Serge Ibaka siguen en Toronto y Canadá mantiene cerrada la frontera con EE UU, pero los Raptors son una franquicia NBA que no debería tener problemas.

En cuanto al golf, Jon Rahm reside en Arizona, donde también está Carlota Ciganda, y Sergio García en Texas. El circuito se reanudará el 11 de junio con una serie de torneos sin público y test masivos. Pero también es un deporte global y muchas de sus estrellas están en otros continentes. También la UFC, con veladas en marcha, recluta muchos luchadores extranjeros. Todos pueden estar tranquilos. El deporte profesional en Estados Unidos cuenta con todos ellos.