PÁDEL

El pádel espera que el CSD valore que es un deporte seguro

La Federación Española pide que se pueda jugar por parejas para no poner en peligro a 4.000 instalaciones

El pádel espera que el CSD
valore que es un deporte seguro
JESUS RUBIO DIARIO AS
Alfredo Garbisu, presidente de la Federación Española, se ha puesto al frente del movimiento de clubes, jugadores, entrenadores y organizadores para acelerar la desescalada. Ayer, junto a la Federación de Tenis, pidió al Consejo Superior de Deportes que en la fase 2 se pueda jugar por parejas. Esgrime que la pista de 200 metros cuadrados para cuatro personas es segura, que hay más de tres millones de asiduos a esta práctica, y que de seguir con las pistas reducidas a uno “las 4.000 instalaciones que hay en España estarán en grave riesgo”.

Borja Vallespín, gerente del Club Somontes, entiende la seguridad, pero considera que “salvo que haya otro punto de vista, no se comprenden las reservas con el pádel”. Su club tiene pistas de uno contra uno “que es lo que se hace en la fase 1 (en Madrid desde el lunes), pero no renta abrir”. Máximo Castellote, entrenador de prestigio, busca soluciones “para seguir con las clases”, y ha encontrado sitio en Villaviciosa de Odón, “porque si la instalación no vive del pádel, no abre”, y él está en Duet, “que realmente vive del gimnasio”.

Los jugadores profesionales también se movilizan. Ariana Sánchez lleva dos semanas en Reus entrenándose “uno contra uno, que está bien, pero no es lo mismo”. El lunes regresa a Barcelona y se pregunta: “¿Por qué se limita al pádel cuando pueden ya sentarse diez personas juntas?”. Fernando Belasteguín, el número uno histórico, y Paquito Navarro, el uno actual, en Barcelona y Madrid, inician los ensayos “individuales” el lunes. Apuestan por la seguridad, pero consideran que “se debería jugar dos contra dos”.

WPT tiene la idea de reiniciar la temporada a finales de junio sin público, al menos dos o tres torneos, que se disputarían en una sede única, en Madrid posiblemente. Y Madison, con 70 pruebas internacionales, supone que en agosto recomenzará “porque las citas de España, Italia o Grecia se han retrasado; todos los países están confinados”, comenta Juan Méndez, que tiene programado “jugar en Múnich en julio”. Sólo han llevado a cabo una prueba en Suecia y creen que acabarán “en febrero de 2021”.Esa es la parte que se está recomponiendo. Otra, la de los clubes en instalaciones alquiladas, es posible que no vuelvan a abrirse. Algunos ayuntamientos han anunciado que no se renuevan los contratos a las empresas que se encargaban de las clases y que aportan los entrenadores a los polideportivos a la espera del próximo curso.