CONECTAD@S | JUEGOS PARALÍMPICOS

"Tenemos que convertir un gran problema en una oportunidad"

Miguel Carballeda (Comité Paralímpico Español), David Casinos (medallista paralímpico) y Josep Alfonso (AXA) hablaron sobre el aplazamiento de los Juegos Paralímpicos en el foro Conectad@s.

"Tenemos que convertir un gran problema en una oportunidad"

No hay cita que no haya sacudido el coronavirus. Por importante que sea. Por ilusiones que reúna. Los Juegos Paralímpicos, de la mano de los Olímpicos, también pasarán al verano de 2021 (del 24 de agosto al 5 de septiembre). Se modifica el calendario, pero no las ganas de la gran familia paralímpica. Esas son inmunes. “Debemos convertir un gran problema en una oportunidad”, coinciden los tres vértices de Conectad@s, el foro virtual de AS donde organizadores, deportistas y patrocinadores analizan el nuevo escenario dibujado por esta pandemia. Miguel Carballeda, presidente del Comité Paralímpico Español; el medallista David Casinos y Josep Alfonso, director de comunicación, responsabilidad corporativa y Relaciones Internacionales y de la Fundación AXA, construyen la panorámica del deporte paralímpico en la situación actual.

El aplazamiento fue una sorpresa mayúscula. Nadie se lo podía imaginar”, arranca Carballeda, que añade: “Debemos adaptarnos a las circunstancias y hacerlo a tiempo. Es momento de superar imprevistos. Somos capaces y los deportistas lo están demostrando”. Así lo corrobora Casinos: “Hemos ido digiriendo la noticia con los días. Nadie quería esto, pero debemos estar a la altura y lo primero es la salud. El deporte puede esperar y cuando llegue el momento estaremos preparados. Siempre lo hemos hecho”. A su lado, continuarán ellos, los patrocinadores. “Esta medida es lógica. Hay que ir a los Juegos con plenas garantías. Sé que los deportistas lo darán todo”, argumenta Josep Alfonso.

“No imagino unos Juegos sin la Villa, es imposible recolocar a los deportistas”

MIGUEL CARBALLEDA

Este retraso de un año se traduce en un fuerte impacto económico. “Es difícil de imaginar”, apunta el presidente del CPE, que expone algunos problemas surgidos: “Se hablaba de que Tokio tenía vendida la Villa. Es habitual. En Barcelona, con la Villa pegadita al mar, también se vendieron las viviendas con mucha antelación. Plantear a los japoneses que deben esperar más, con el problema que existe allí con la vivienda, es serio. Otros aspectos a tener en cuenta son instalaciones, obras, contratos publicitarios, televisión, transporte… Nuestro Comité ha tenido que renegociar un buen número de contratos y plantearse cómo hacer para que nuestros deportistas, lo más importante, no pierdan este año. Nuestra obligación es que estén al mejor nivel”.

Pero surge la duda... ¿Son posibles unos Juegos Paralímpicos sin Villa? “No me lo imagino, pero es que además sería imposible recolocar a los deportistas. No da la operación matemática y menos en Tokio, donde los hoteles accesibles no sobran”, relata Miguel Carballeda, respaldado por David Casinos, quien se colgó cinco medallas (cuatro oros y un bronce) entre los Juegos de Sidney 2000 y Río 2016: “Sería impensable. La Villa es el lugar ideado para que los deportistas tengan todas sus necesidades cubiertas. Y más, una parte tan importante como la accesibilidad”.

“No hay empresa que haya ido a unos Juegos y no siga en la familia”

JOSEP ALFONSO

De cara a esa cita de 2021, el Comité ha movido ficha y ha emprendido diferentes acciones: “Tratamos de reaccionar de inmediato. Hemos provisto a más de cien deportistas de material para ejercitarse en casa. Les facilitamos maquinaria en tiempo récord. Además, garantizamos las prestaciones económicas de sus becas para que tengan seguridad en este año y puedan prepararse mejor si cabe. Gracias a nuestro presupuesto, que viene en parte del CSD y en otra de nuestros colaboradores. Les llamo así porque patrocinadores es una palabra muy limitada”. Asiente Josep Alfonso, representante de AXA, socio del Comité desde hace años: “Entramos para Pekín 2008. Allí descubrimos lo que significa ser deportista de élite paralímpico. Nos cautivaron no sólo los resultados sino su compromiso, su trabajo en equipo, el ambiente... A la vuelta ratificamos nuestra apuesta hasta hoy. No conozco a ninguna empresa que haya ido a unos Juegos y no siga en esta gran familia. Te llena”.

Ese aliento lo perciben también los deportistas. “Gracias a ellos hemos cumplido sueños. Muchos acabaremos nuestras carreras y con su apoyo podremos vivir otros proyectos como el de Trainers Paralímpicos”, confirma el laureado atleta, mientras Carballeda habla sobre los matices entre el Plan ADO y el ADOP: “No es que tengamos más empresas que los olímpicos. En España hay cuatro millones de personas con discapacidad. La solidaridad y el compromiso de las empresas hacen mejor a un país y cada día se tiene más en cuenta”.

“Hay que dar el relevo. Los jóvenes serán las grandes estrellas de Tokio”

DAVID CASINOS

El camino hacia Tokio está rodeado de incertidumbre, por cuestiones presentes (la vuelta a la actividad) y futuras (citas clasificatorias). “Somos prudentes. El Gobierno y el CSD nos irán dando las pautas. Se han anulado muchas competiciones, pero todo pasará y lo contaremos como una anécdota”, prosigue el presidente del CPE. Los Juegos son el cúlmen para un deportista, por duro que resulte llegar: “Me gustaría ir a mis sextos, pero si no puedo, lo harán mis compañeros. Tuve mi momento de gloria y hay que dar el relevo. Es ley de vida. Sigo entrenando para estar en las mejores condiciones. Es difícil, no imposible”.

Esa palabra no está en su diccionario, en el que tampoco se conjuga rendirse. “He querido dar el salto en otros deportes y estoy intentando salir adelante. ¿Ciclismo? Se me daba mejor lanzar el peso y el disco, sin ninguna duda. No me va tan bien como a Ricardo Ten, ya me gustaría (risas). No siempre se puede ganar y hay que aceptarlo”, reflexiona David, a quien ánima un cómplice Miguel: “Es muy valiente. Somos los paralímpicos españoles y eso no es cualquier cosa. El sol sale todos los días, ¿verdad?”. “¡Sale! Y si no sale, lo sacaremos todos juntos”, responde el valenciano con una de sus frases más célebres, la que da título a su biografía.

“Ojalá no bajemos los resultados de Río y seamos un ejemplo”

UN DESEO PARA TOKIO

En ese relevo generacional ha tenido un papel destacado el Equipo AXA de Promesas Paralímpicas de Natación. “En Pekín hablamos de la necesidad de tener un mecanismo para impulsar a las promesas de diferentes deportes. A la vuelta, el CPE y AXA creamos ese proyecto común. No sólo aportamos dinero, queremos contribuir. Siete de nuestras promesas se clasificaron para Río y hubo medallas. Tengo sus caras grabadas. Fue una satisfacción”, dice emocionado Josep Alfonso, a quien se le ilumina la mirada hablando de su embajadora de marca: Nuria Marqués. “¡Qué mejor emblema!”. Llega savia nueva a los diferentes deportes. Algo fundamental para mirar con esperanza al horizonte. “En fútbol se habla de fichajes cada verano y en nuestro caso es vital el trabajo de localización, motivación... Hablamos de la importancia de la cantera, pero qué poco se apuesta por ella. Si no fuera por los patrocinadores sería imposible. A los chicos que irán por primera vez a unos Juegos les hemos mentalizado de que tienen un año de prórroga para prepararse mejor”, insiste el presidente del Comité.

Para terminar, toca describir qué futuro intuyen para Tokio 2021. “Me gustaría que no bajáramos los resultados de Río, pero habrá que ver cómo han reaccionado también el resto de países. Otra cosa que deseo, aparte de las medallas, es dar ejemplo”, se aventura Carballeda. “Quiero que se vea a los más jóvenes y ese cambio del que hablamos. Serán las grandes estrellas”, apuesta Casinos y Josep Alfonso concluye: “Nos harán sentirnos orgullosos y los medios debéis acercar su ejemplo a la sociedad”. Así será.