RUGBY

El VRAC renuncia a la Challenge Cup por el coronavirus

El club vallisoletano emitió un comunicado en el que renuncian a disputar la competición por la "situación impredecible en el futuro a corto y medio plazo".

El VRAC Quesos Entrepinares posa junto al equipo de El Salvador antes de la final de la Copa de la Liga de Rugby.
MIGUEL ÁNGEL SANTOS DIARIO AS

El VRAC Quesos Entrepinares no tomará parte finalmente en la Challenge Cup, la segunda competición europea de clubes de rugby. El equipo vallisoletano lo anunció en una nota de prensa difundida este miércoles. El motivo es la "situación impredecible en lo que se refiere al futuro, no solo a corto, sino a medio plazo, tanto en la estructura interna del club como en la estructura deportiva y social". Situación provocada por la pandemia de coronavirus. 

La decisión ya ha sido comunicada por el presidente del VRAC, José María Valentín-Gamazo,  a la EPCR, el organismo que aglutina a los equipos europeos y que organiza las competiciones continentales. El mismo que decidió aceptar al club quesero en la próxima edición del torneo tras validar el detallado informe que se le entregó para respaldar la petición de entrada.  

"Tanto nuestra masa social como nuestros patrocinadores están centrados en solucionar la difícil situación que se está generando, totalmente impredecible en lo que se refiere no solo al futuro a medio plazo sino a los acontecimientos de plazo inmediato tanto en la estructura interna del club como en la estructura deportiva y social", asegura en la nota Valentín-Gamazo. De fondo se adivina la difícil coyuntura económica que van a afrontar los clubes españoles en los próximos tiempos con la retirada de espónsors y el descenso de ingresos por ventas de entrada o productos oficiales. 

La decisión ha sido "dura y difícil" en palabras del mandatario: "El VRAC, su masa social, sus patrocinadores y las administraciones públicas locales y autonómicas teníamos una especial motivación por participar en una competición europea de tanto prestigio". El líder provisional de la División de Honor masculina (que apunta a ser cancelada en cuanto la FER tenga un marco jurídico del CSD para tomar esa decisión) y campeón de la misma en las tres últimas temporadas considera que una aventura así requiere "plena capacidad de recursos tanto humanos como económicos". Y eso no estaría garantizado en la situación actual. Aún así, desde el Pepe Rojo agradecen la "seriedad y el trato" recibido por parte de la EPCR y dejan abierta la puerta a su participación en años venideros. 

En la temporada 2001/2002, el VRAC se convirtió en el primer equipo español en disputar una competición europea, la Continental Shield (tercer nivel). Repitió en los dos cursos siguientes y se enfrentó a rivales de larga tradición rugbística como los ingleses London Irish y Newcastle Falcons. En la 2014/2015 jugó la fase de clasificación para la Challenge Cup, pero no prosperó. Su retorno al escaparate continental tendrá que seguir esperando.