JUEGOS DE TOKIO

"Si la pandemia de coronavirus sigue, anularemos los Juegos de Tokio en 2021"

El comité organizador de los Juegos de Tokio 2021 dejó la puerta abierta a anular la cita olímpica del próximo año si no remite la pandemia del coronavirus.

El presidente del comité organizador de Tokio 2020 Yoshiro Mori habla durante una rueda de prensa.
KAZUHIRO NOGI AFP

Los Juegos Olímpicos de Tokio corren serio peligro pese a su aplazamiento al año 2021. Por primera vez el comité organizador de la cita olímpica dejó la puerta abierta a una posible anulación de los Juegos si no remite la pandemia de coronavirus. Esta posibilidad llega después de que la pandemia haya obligado a aplazar los Juegos a los meses de julio y agosto de 2021.

En una entrevista al diario deportivo japonés Nikkan, Yoshiro Mori, presidente del comité organizador se mostró rotundo sobre esta posibilidad. "Si la pandemia persiste, entonces habrá que anular los Juegos. Sería imposible aplazarlos una vez más", manifestó el dirigente. Mori argumenta que otro aplazamiento supondrían muchos más problemas. "Pensando en los atletas y los problemas que tendrá la organización, es técnicamente difícil posponer los Juegos dos años". Sin embargo, se muestra optimista y confía en que se celebren y se derrote al virus. "Estamos luchando contra un enemigo invisible. Organizaremos los Juegos en paz si el virus está controlado. Es la apuesta que hacemos para la humanidad".

Las declaraciones de Mori llegan después de las palabras del presidente de la Asociación Médica de Japón, que ve difícil celebrar los Juegos sin una vacuna "efectiva" contra el coronavirus.

Podrían eliminar la ceremonia de clausura para ahorrar costes

Yoshiro Mori, propuso que la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos y la de apertura de los Paralímpicos queden eliminadas para reducir gastos.

La propuesta de Mori es celebrar una ceremonia de apertura general al principio de los Juegos Olímpicos, programados para empezar el 23 de julio de 2021, y otra ceremonia de clausura, también general, al final de los Paralímpicos, que acabarán el 5 de septiembre de ese año.

El veterano organizador admitió que no es un cambio fácil, ya que todavía tienen que saber si los comités olímpicos y paralímpicos internacionales están de acuerdo o qué harían con las entradas ya vendidas de las ceremonias que se eliminarían, entre otros problemas.