POLIDEPORTIVO

Combatir la ansiedad

Los psicólogos recomiendan a los deportistas no dejar de prepararse y dotar de significado al aislamiento mientras dure el estado de alarma.

Combatir la ansiedad

El estado de alarma decretado en España por la pandemia del coronavirus y el correspondiente aislamiento han llevado a los deportistas a permanecer en sus hogares y a no poder entrenarse en condiciones. Cumplir con la reclusión como el resto de la población les afecta a nivel físico y mental. "Igual que a los demás, no somos distintos", apunta Fernando Carro, subcampeón de Europa de 3.000 obstáculos. Los psicólogos especializados recomiendan a cualquier ciudadano o profesional, sobre todo, "combatir la ansiedad y los malos pensamientos".

"Aunque se retrasaran grandes acontecimientos, los deportistas de alto nivel han de mantener rutinas de cabeza y un buen tono muscular. Como un punto de partida desde la preparación mental deberían sentirse listos cuando aparezcan la rabia, la impotencia o las dudas. Ahí sacarán la ilusión, el entusiasmo, la capacidad de adaptación y la implicación por conseguir objetivos de manera realista. Una primera norma: desdramatizar la situación para, a partir de ahí, conservar el control y la motivación por entrenarse de la mejor forma", confirma Pablo del Río, psicólogo del Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

Del Río incide en otra máxima: "No se puede desistir y en ningún momento perder la identidad de atleta de élite, lo que es y representa cada uno en la comunidad. Disponen de material técnico y staff cualificado para adecuarse como más convenga a sus condicionantes actuales con unos programas de preparación a medida". "Trabajamos con resignación, aceptación y en busca de alternativas", corrobora Carro. "Toca esforzarse más durante los tiempos difíciles", coincide Lydia Valentín, oro olímpico, mundial y continental en halterofilia. Otros denuncian la imposibilidad para ejercitarse, como Isabel Macías, plata europea en pista cubierta en 1.500, o la natación nacional prácticamente en pleno. El aplazamiento de Tokio permite un respiro. "La decisión de posponerlos nos ha quitado angustia", reconoce la bracista Jessica Vall.

Mar Rovira, exjugadora de baloncesto, psicóloga y coach, señala otro problema: "A muchos deportistas no les agobia tanto clasificarse o acudir a unos Juegos como continuar con sus becas, que en la mayoría de los casos supone un sustento fundamental. No existen muchos profesionales olímpicos sobrados de dinero en nuestro país. Esos nubarrones hay que alejarlos cuanto antes". El Comité Olímpico Español (COE) garantizó que se cobrará el Plan ADO hasta 2021, así que, a pesar de quedarse sin competiciones, tampoco se preocuparán tanto de la cuestión económica. A modo de resumen, Javier López Vallejo, exportero y especialista de la Selección femenina de fútbol, ofrece dos consejos: "Una actitud positiva y dotar de significado al confinamiento". Y lo que todos subrayan: "No salir de casa para avanzar como sociedad y superar esta crisis".