TOKIO 2020

Carta abierta de Thomas Bach a los deportistas olímpicos

Bach, presidente del COI, emitió un comunicado destinado a los deportistas que deben acudir a Tokio, Juegos ahora en entredicho por el coronavirus.

Carta abierta de Thomas Bach a los deportistas olímpicos
EFE

"En esta crisis sin precedentes, todos estamos unidos. Al igual que ustedes, estamos muy preocupados por lo que la pandemia COVID-19 está haciendo en la vida de las personas. Las vidas humanas tienen prioridad sobre todo, incluida la puesta en escena de los Juegos. El COI quiere ser parte de la solución. Por lo tanto, lo hemos convertido en nuestro objetivo principal para salvaguardar la salud de todos los involucrados y contribuir a contener el virus. Me gustaría asegurarles que cumpliremos con esto en todas nuestras decisiones sobre los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El camino a Tokio es muy diferente para cada uno de ustedes. Muchos de ustedes no pueden prepararse y entrenarse de la forma en que están acostumbrados, o incluso no lo hacen debido a las medidas anti-COVID-19 en su país. Muchos de ustedes están entrenando y esperan hacer realidad su sueño olímpico. Muchos de ustedes ya están calificados para los Juegos; un número significativo no lo es.

Sin embargo, lo que todos compartimos es una tremenda incertidumbre. Esta incertidumbre agita nuestros nervios y levanta o fortalece las dudas sobre un futuro positivo; destruye la esperanza. Algunos incluso tienen que temer por su propia existencia. Esta incertidumbre surge del hecho de que, en este momento, nadie puede realmente hacer declaraciones totalmente confiables sobre la duración de esta lucha contra el virus. Esto es cierto para el deporte, la ciencia, los medios, la política y toda la sociedad. Por lo tanto, lamentablemente, el COI no puede responder todas sus preguntas. Es por eso que confiamos en el asesoramiento de un grupo de trabajo que incluye la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como atletas exitosos, saben que nunca debemos rendirnos, incluso si la posibilidad de tener éxito parece ser muy pequeña. Nuestro compromiso con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se basa en esta experiencia. Según nuestra experiencia como atletas, siempre debes estar preparado para adaptarte a nuevas situaciones. Por este motivo, como se indicó anteriormente, hemos estado pensando en diferentes escenarios y los estamos adaptando casi día a día.

Por un lado, hay mejoras significativas en Japón, donde la gente da una cálida bienvenida a la llama olímpica. Esto podría fortalecer nuestra confianza en nuestros anfitriones japoneses de que podríamos, con ciertas restricciones de seguridad, organizar los Juegos Olímpicos en el país, respetando nuestro principio de salvaguardar la salud de todos los involucrados. Por otro lado, hemos visto un aumento dramático en los casos y nuevos brotes del virus en diferentes países en diferentes continentes. Es por eso que tenemos que dar el siguiente paso en nuestros escenarios.

Creo que puedo sentir lo mismo que aquellos que consideran que la situación no es satisfactoria. Aunque, en circunstancias muy diferentes y por razones muy diferentes, tuve una experiencia de incertidumbre como atleta en el período previo a los Juegos Olímpicos de Moscú 1980. No estábamos seguros de si los Juegos tendrían lugar y si se nos permitiría participar. Francamente, hubiera preferido que quienes tomaron la decisión se hubieran tomado más tiempo para decidir sobre una base de información más sólida.

Nuestra base de información actualmente es que fijar una decisión final sobre la fecha de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 ahora todavía sería prematura.

Como ustedes, estamos en un dilema: la cancelación de los Juegos Olímpicos destruiría el sueño olímpico de 11.000 atletas de los 206 Comités Olímpicos Nacionales, del Equipo Olímpico de Refugiados del COI, muy probablemente para los atletas paralímpicos y para todas las personas quienes lo apoyan como entrenadores, médicos, funcionarios, socios de capacitación, amigos y familiares. La cancelación no resolvería ningún problema y no ayudaría a nadie. Por lo tanto, no está en nuestra agenda.

Una decisión sobre el aplazamiento ahora no podría determinar una nueva fecha para los Juegos Olímpicos debido a los acontecimientos inciertos en ambas direcciones: una mejora, como estamos viendo en varios países gracias a las severas medidas que se están tomando, o una situación de deterioro en otros países.

Al contrario de otros eventos deportivos, posponer los Juegos Olímpicos es un desafío extremadamente complejo. Solo para darte algunos ejemplos:

Una serie de lugares críticos necesarios para los Juegos ya no podrían estar disponibles. Las situaciones con millones de noches ya reservadas en hoteles son extremadamente difíciles de manejar y el calendario deportivo internacional para al menos 33 deportes olímpicos tendría que adaptarse. Estos son solo algunos de muchos, muchos más desafíos.

Por lo tanto, para el estudio de diferentes escenarios, se necesitaría el compromiso y la cooperación plenos del Comité Organizador de Tokio 2020 y las autoridades japonesas, y de todas las Federaciones Internacionales (FI) y los Comités Olímpicos Nacionales (CON) y todos los interesados en los Juegos Olímpicos. A la luz del deterioro de la situación mundial y en el espíritu de nuestro compromiso compartido con los Juegos Olímpicos, la Junta Ejecutiva del COI ha iniciado el siguiente paso según nuestros escenarios.

Junto con todas las partes interesadas, hemos comenzado discusiones detalladas para completar nuestra evaluación del rápido desarrollo de la situación de salud mundial y su impacto en los Juegos Olímpicos, incluido un escenario de aplazamiento. Estamos trabajando muy duro y confiamos en que habremos finalizado estas discusiones en las próximas cuatro semanas.

Sé que esta situación sin precedentes deja abiertas muchas de sus preguntas. También sé que este enfoque racional puede no estar en línea con las emociones que muchos de ustedes tienen que atravesar. Por lo tanto, a medida que tratamos de abordar su situación y las preguntas que pueda tener sobre su entrenamiento, sus sistemas de calificación y su participación en los Juegos, lo alentamos a estar atento a las actualizaciones en sus Federaciones Nacionales, principalmente.

Deseo, y todos estamos trabajando para esto, que se cumpla la esperanza de tantos atletas de los cinco continentes: que al final de este túnel oscuro todos estemos juntos, sin saber cómo ni durante cuánto tiempo, y que la llama olímpica sea una luz al final de este túnel.

Como compañero olímpico, espero que pueda comprender nuestro desafío, y aceptar y apoyar nuestros principios que son proteger su salud, la de sus familias y la de todos, y mantener vivo su sueño olímpico".